La malagueña Lola Giménez Reyna celebró el pasado sábado los cien años de vida, después de haber pasado el coronavirus. Hija del ingeniero que construyó el Pantano del Agujero, el Puente de la Aurora y Ciudad Jardín, cree que el secreto para cumplir tantos años es mirar siempre el lado positivo de la vida.