La transición en la configuración o estructura del túnel del metro de Málaga que discurre entre la estación Guadalmedina y la estación Atarazanas constituye una de las operaciones de ingeniería más singulares de la obra del suburbano, que acomete la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia de Obra Pública.