La plaza de la Marina ha sido el lugar elegido por la comunidad ucraniana para concentrarse este jueves para mostrar su rechazo a la guerra iniciada por Rusia contra su país y para mostrar su solidaridad con los habitantes del país y con sus familiares y amigos que aún residen allí.