Vecinos denuncian la fuga continua de aguas fecales desde hace más de un año procedentes de canalizaciones rotas de bloques situados en Miraflores, que han encontrado una vía de desagüe por todo el barrio a través de la red eléctrica