El Cementerio San Gabriel abrirá al público el primer cementerio de animales público de España, donde no solo se ofrecerán servicios crematorios sino la posibilidad de celebrar una ceremonia de despedida o adquirir una tumba para la mascota a la que se da el último adiós. Así son sus instalaciones.