La Guardia Civil ha detenido en Nerja a un ciudadano escocés, de 55 años, reclamado por las autoridades de su país por agredir sexualmente a dos mujeres que había conocido a través de una app de citas. La operación se inició cuando la NCA británica (Agencia Nacional contra el Crimen) recibió una información anónima que situaba al prófugo en Nerja y con una vida muy vinculada al deporte. Tras ponerse en contacto con la Guardia Civil, se trazó su rastro en la localidad y fue detenido cuando realizaba calistenia en una zona deportiva de la playa de Nerja. El arrestado estaba muy integrado en la comunidad deportiva de la zona utilizando una identidad diferente a la suya propia.