El Thyssen reivindica el orientalismo

-
El Museo Carmen Thyssen cede su espacio principal a la pintura orientalista del XIX, género fundamental en su época (especialmente en el ámbito comercial) pero a la postre repudiado por su falta de autenticidad y un exotismo demasiado tendente a la estridencia y lo kitsch. Y es que muchos de estos pintores que hicieron fama y fortuna gracias a muchas de esas escenas estereotipadas con las que se asociaba a Marruecos no pisaron jamás el norte de África. Tampoco, claro, muchos de los artistas incluidos en 'Fantasía árabe. Pintura orientalista en España (1860-1900)', la temporal que hoy inaugura la pinacoteca de la calle Compañía y que podrá verse hasta marzo de 2020.