Ritmos Renovados

Una versión de The Police lanza en EEUU al músico peruano Santino

20.07.2008 | 13:09

El músico peruano lanza "Indiocumentado" en EEUU, un trabajo en el que mezcla rock, pop y ritmos latinos, y que tiene como carta de presentación la versión en español del éxito "Every breath you take" del grupo The Police.

El tema que saltó a la fama en 1983 y que este año cumple un cuarto de siglo de existencia regresa titulado "Nadie es como tú", con una letra romántica pero fiel al sonido de la mítica banda de los 80.

Miles Copeland, antiguo representante de The Police y hermano del batería del grupo, Stewart Copeland, fue quien le propuso a Santino hacer suyo alguno de los éxitos compuestos por Sting.

El artista peruano se decidió por "Every breath you take", uno de los himnos de la formación británica y que ahora se ha convertido en la punta de lanza de su carrera en solitario.

"Creo que el registro de voz de Sting pega con el mío. Traté de hacer el tema lo más cercano al estilo The Police, aunque incluí sonidos autóctonos de mi país, unos charangos, unos vientos andinos y una batería un poco más rock", explicó Santino en una entrevista con la Agencia Efe.

Este músico peruano es consciente de la responsabilidad que supone versionar una canción de un grupo que marcó una época, aunque espera responder a las expectativas.

"De eso se trata ser artista, estar dispuesto al rechazo... pero creo que les va a encantar a los que son fanáticos de la banda, porque yo también soy seguidor de The Police", declaró.

Para empezar, cuenta con el aval del propio Sting, a quien no conoce personalmente pero que dio el visto bueno a la letra, lo que fue todo un orgullo para su autor.

Santino sigue los pasos de otros artistas de lengua española influidos por The Police, formación que después de 20 años se ha vuelto a reunir en una nueva gira.

Los argentinos Soda Stereo, Babasónicos, Los Fabulosos Cadillacs, e incluso Shakira tienen al grupo entre sus preferencias musicales, y ya en 2005 el cantautor español Javier Álvarez versionó "Every breath you take" en su "Grandes éxitos".

"Nadie es como tú" es la principal novedad que presenta en la edición estadounidense del disco "Indiocumentado", que desembarca en norteamérica tras la buena acogida que tuvo en Francia en 2007, año en el que se publicó el disco en Perú, aunque sin la versión de The Police.

El álbum incluye 17 temas marcados por su contenido social y con un estilo andino a caballo entre Juanes y Mano Negra, una comparación que Santino considera inevitable.

"La gente tiene un punto de referencia, yo con Juanes, por ser sudamericano, hacer música pop/rock combinada con folclore, somos contemporáneos... salimos de Los Ángeles, tal vez si sale otro chico ahora con mi misma onda me van a comparar con él", dijo.

En el repertorio de Santino se incluyen tres canciones que formaron parte de bandas sonoras de varias producciones de Hollywood, como la película "War of the Worlds" de Steven Spielberg, o series de televisión de máxima audiencia como "Prison Break".

"Estoy contento de que mi trabajo le ha gustado a gente que está muy encima de toda la industria de la música y eso hace que no dudes de ti", comentó Santino, quien explicó que su relación con el cine fue fruto de coincidencias y relaciones personales que fue forjando con el tiempo en Los Ángeles.

Este peruano llegó a esta ciudad hace doce años buscando el sueño americano y con 200 dólares en los bolsillos, después de haber formado parte de Frágil, un conocido grupo de su país.

Ya en California fundó la banda Likido, que llegó a ser telonera de Maná o Luis Miguel, para luego tratar de sacar adelante su proyecto musical en solitario que comenzó hace más de tres años.

Santino empezará su gira estadounidense en septiembre en Carolina del Norte y, tras un periplo por la costa este, regresará a Los Ángeles y desde allí volará a Sudamérica.

A finales de año tiene previsto cruzar el Atlántico y realizar conciertos en Francia para darse a conocer después en España.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga