Fernando Tissone

"Mi grave lesión me hizo crecer como futbolista y persona"

El argentino estuvo parado por una grave lesión de rodilla y por una rotura en el cuádriceps cerca de diez meses | Acaba contrato, aunque no tiene "prisas"

28.08.2015 | 13:21
Fernando Tissone posa sobre el césped del Estadio de Atletismo.

"Me ficharía a mí mismo en el Comunio"

  • Fernando Tissone vive el fútbol en su plenitud. Tanto que es su verdadera pasión. A diferencia de otros jugadores, el argentino visiona partidos de fútbol, estudia a los rivales e incluso, movido por la fiebre de los últimos años que hay en la red, participa en una de las ligas virtuales –Comunio, LPManager, Netliga...– junto a sus amigos. El caso es que Tissone no tiene a Tissone en su equipo... aunque le gustaría. «Este año lo estoy jugando con mis amigos de aquí de Málaga y ya me fichó un amigo. No me dio tiempo a comprarme. Mi amigo no me lo quiere vender porque dice que yo ya sé cómo voy a jugar y que es contar con ventaja. Yo siempre me ficharía», asegura. Tissone no esconde tampoco sus intenciones para ganar. «Hay muchos jugadores que a uno le gustaría tener pero seguro que en estas ligas virtuales siempre me querría al que hiciera más puntos, que es el que me hace goles. Y ése es Messi», afirma el argentino, pese a que se verán las caras mañana sábado sobre el césped. Más allá del propio juego y de las rivalidades virtuales que puede suscitar este tipo de liga virtuales, Tissone es casi un estudioso del fútbol. «Yo me encuentro mucho mejor sabiendo a quién me tengo que encontrar, conociendo las características del que tengo que marcar o al que tengo que driblar en algún momento. A otros compañeros les penaliza saber eso, les puede crear dudas. Yo vengo del fútbol italiano, que es muy táctico y se basa el fútbol en referencia al adversario. Entonces creo que mi mentalidad viene también de ahí», explica. Por último, no sabe si su carrera continuará en los banquillos. «Hoy por hoy no lo sé. Intento que mi carrera sea lo más larga posible. Quiero estar en el fútbol siete u ocho años más. Pero es algo que con los años me va tentando más. Y el hecho de ser un jugador muy táctico, que me gusta vigilar siempre al adversario para mejorar yo, es algo que me tienta. No sé si en Primera División, con niños... No tengo ese pensamiento a día de hoy porque estoy centrado en mi carrera», afima.

Fernando Tissone ha sido una de las alegrías del arranque de la temporada. El centrocampista argentino, que inicia su tercera temporada como blanquiazul, vivió el curso pasado un calvario de diez meses por las lesiones. Ahora ha comenzado a trabajar como uno más, a luchar por un puesto en una de las posiciones más caras del equipo y recoger elogios. Fue elegido el MVP del partido ante el Sevilla, se ve titular en el Camp Nou y espera que sea su gran año, ya que acaba contrato.

¿Temporada nueva, vida nueva?
Siempre una temporada diferente tiene unas expectativas diferentes, pero la afronto con las mismas ganas y motivaciones que las anteriores.

La temporada pasada por estas fechas estaba en pleno proceso de recuperación de su grave lesión de rodilla. Visto lo visto en pretemporada y en el inicio del curso, forma ya parte del pasado, ¿no?
Sí, gracias a Dios esta pretemporada ha sido muy buena para mí. Me he sentido muy bien físicamente y eso se demuestra después en los partidos y en los entrenamientos. Cuando uno se encuentra bien con su físico y con la mentalidad, los resultados y las cosas que uno intenta hacer salen de mejor manera.

Dicen que una lesión tan grave en un futbolista enseña muchas cosas. ¿Piensa como Víctor Valdés, que aseguró recientemente que hasta que se lesionó vivía en una vida irreal?
Se aprende mucho de una lesión así. En mi caso me fortaleció mucho, me hizo crecer como deportista, como futbolista y también como persona. Vivir cierto tipo de experiencias te hace madurar en muchas facetas de la vida. Todo va en concordancia con la vida y lo hace también en el ámbito deportivo. Para mí fue un momento muy duro que me sirvió para crecer en mi personalidad.

¿Le hace también conocerse más uno a sí mismo?
Sí, seguramente ahora sé qué hacer en el entrenamiento y en las cosas que tengo que hacer antes en el gimnasio, o cómo debo prepararme. Es diferente a lo que tenía que hacer antes. Es como si tuviera que escucharme más a mí mismo y a mi cuerpo. También lo da la experiencia, los años de fútbol, para mejorar en ciertas facetas mías. Pero esto me ayuda a estar mejor en cada partido y no sentir dolores en la rodilla.

Ahora ya ha comenzado desde cero como el resto de sus compañeros. Ha hecho pretemporada y ha competido. Y fue elegido como mejor jugador del duelo contra el Sevilla. ¿Comienza a recoger los frutos del duro trabajo?
Sí, seguramente sí. El año pasado fue muy difícil y muy largo donde no sólo tuve la lesión en la rodilla, de la que me recuperé muy bien en cinco meses. Luego tuve un problema en el cuádriceps, que fue lo que me hizo parar en total diez meses. Eso evitó que pudiera estar a mi mejor nivel, aunque acabé jugando.

En cambio ahora yo me encuentro muy bien y confiado. Es normal que cuando uno está mejor físicamente todo está mejor. Eso genera confianza para seguir trabajando como lo estoy haciendo.

Lo normal, después de ser el MVP contra el Sevilla es tener asegurado el puesto para el siguiente partido? ¿Se ve jugando en el Camp Nou?
Yo siempre trabajo durante la semana para ser titular en el partido. Eso lo hacemos todos. Lo lógico es que uno trabaje con esa mentalidad, y si no fuera así nunca iba a lograr ninguno de sus objetivos. Luego el míster es el que decide y es al que le pagan para tomar decisiones. Así que yo trabajo cada semana para estar en el once. De igual manera, hay que respetarlo y seguir trabajando.

¿Cómo se le gana al Barça?
(Risas) Maneras de decirlo no las hay. Son partidos a parte, juegas contra el mejor equipo del mundo y es verdad que el año pasado conseguimos la victoria y fue un gran premio al trabajo que hicimos, pero va a ser un partido muy diferente. Estamos en la segunda jornada pero ellos llegan más rodados que nosotros porque llevan más partidos oficiales.

Y a Messi, ¿cómo se le para?
Pues igual, estando al cien por cien, estando muy concentrados, sabiendo lo que tiene que hacer cada jugador y esperando que él no esté en su mejor momento. Porque si él está al cien por cien, es imposible frenarlo.

¿Posiblemente la posición de mediocentro sea la más cara del Málaga con usted, Recio, Darder, Camacho, Espinho, Juanpi y ahora también Pablo?
Puede ser que sea la posición más peleada, donde más jugadores hay para dos puestos. Seguramente es una posición donde hay muchos jugadores de calidad y con experiencia, que han hecho muy bien las cosas en su carrera y lo están haciendo genial ahora mismo. Pero eso es lo positivo del club. Tener jugadores de esas características te hace trabajar siempre al cien por cien para luchar de manera sana por el puesto y así hacer crecer al equipo.

Usted compite cada día con sus compañeros por ganarse un puesto en el once. ¿Cómo le afecta el «caso Darder» y su incierto futuro?
Bueno, eso sucede en el fútbol en el momento de mercado. Esta temporada le está tocando a Sergi, que es del que más se habla, pero bueno, en otros años le tocó a otro. Habrá dos o tres jugadores que estén más en el foco de atención y habrá que llevarlo de la mejor manera. Él es un chico muy bueno que lo está asimilando bastante bien. Espero que el mercado termine para su tranquilidad, ya sea que se queda o se va, lo que sea mejor para él. Es positivo que él esté haciendo bien las cosas, como el otro día con el Sevilla. Eso debe ser una tranquilidad de que él está bien y con el equipo.

El mejor Tissone en el Málaga se vio en los primeros diez partidos de su primera campaña. ¿Volverá a verse este año a ese Tissone?
Yo no estoy convencido de que fueron sólo esos diez partidos, pero cada uno tiene su punto de ver las cosas y de valorar mi trabajo como mejor lo ve. No estoy de acuerdo en eso pero me siento bien ahora, lo he demostrado en el primer partido y seguiré trabajando para seguir así.

Acaba contrato este próximo curso. ¿Qué será de su futuro?
Ahora mismo no hay nada hablado. No hubo ni reunión ni nada. No es algo que me preocupe a mí ni al club. Cuando llegue el momento y se vean las intenciones del club se hablará, pero hoy por hoy, después de la temporada pasada, creo que el club está viendo y valorando muchas situaciones. Así que hoy por hoy para mí lo más importante es jugar y que el equipo tenga su resultado. La parte personal pasa a un segundo plano.

¿Quizás es un poco pronto?
Sí, por eso. Hay mucho tiempo para hablar, muchas cosas que el club tiene que valorar... Por mi parte, hay mucha tranquilidad y serenidad en ese sentido.

En este pasado verano hubo interés del Fiorentina y de otro club portugués. ¿Por qué no se dio?
Conmigo la verdad es que no hubo comunicación. Sé que salió mi nombre en prensa, alguien me comentó algo. Pero conmigo no hubo ninguna oferta oficial. Que se pudo haber hablado, no lo sé, pero conmigo no fue.

Restan tres días de mercado y en este club no se descarta nada. ¿Hay que estar atento por si viene alguien a por usted?
Eso es el fútbol, eso pasa. Como por ejemplo Otamendi, nadie pensaba que se iba a marchar al City y al final se dio. En el fútbol de hoy, con la crisis y con tantas cosas que se valoran, nunca se sabe cuando pueden pasar las cosas. Hay gente que espera a los últimos diez días de mercado para hacer una oferta o una contratación. Pero bueno, en el fútbol se esperan esos golpes de mercado para márketing o yo qué sé. Yo creo que habrá varias cosas aún, pero en mi caso no lo creo, no tengo ningún motivo como para irme.

Otro nombre que comienza a sonar es el de Pablo Fornals. ¿Qué opinión tiene de él, se siente como un profesor para él?
Bien, espero que se le de todo a lo que puede aspirar. Es un chico muy aplicado que trabaja mucho y que si sigue de esta manera va tener grandes cosas, es un buen jugador. Y estando en un grupo como el nuestro seguro que va a crecer. No me gusta la expresión profesor, pero intento siempre ayudarlo.

Este verano estuvo en su país natal y jugó contra San Lorenzo en un partido especial para usted...
Sí, para mí fue muy especial porque fue la primera vez que pude jugar en Argentina. Me fui muy joven de allí, llegué a Europa con 16 años, y nunca tuve la oportunidad de jugar en un estadio argentino. Fueron mis amigos a verme y para muchos fue la primera vez que pudieron verme en un partido en vivo.

Y ahí también se vivió un momento que ha tenido mucha repercusión en las redes sociales, su penalti fallado a lo ´Panenka´ y bautizado como la ´Tissonenka´. ¿Le incomoda o se ha sentido molesto?
No, para nada. Es una opción para lanzar un penalti. En ocasiones anteriores he convertido lanzando de esa forma. En un Teresa Herrera con el Atalanta, en octavos de Copa Italia con el Udinese contra la Sampdoria... Es un recurso que lo he hecho en el pasado y me fue bien. Esta vez me fue mal, no tiene más historia.

Hay un nombre propio en el Málaga los últimos días. Usted conoce a la perfección a Roque Santa Cruz, ¿qué le parece la vuelta del paraguayo?
Para mí es una gran alegría que Roque vuelva. Es un amigo mío y es una persona que sobre todo en el grupo va a sumar mil puntos. En momentos que él no tuvo que jugar siempre ayudó a sus compañeros. Siempre estuvo presente en cualquier necesidad que pueda surgir para el grupo. Y es una persona que va a sumar. Es positiva al cien por cien, tiene la gran experiencia de haber jugado tres o cuatro Mundiales, de haber jugado en varias ligas importantes. Tener a un jugador como él siempre nos va a dar un plus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine