Club

Málaga CF: Del abismo a la viabilidad

El club reconoce que estuvo al borde de la desaparición en 2011, con 103,2 millones de euros de deuda – Actualmente el desfase es de 'solo' 13,6 millones

01.10.2015 | 05:00
La zona noble de La Rosaleda fue el escenario del desayuno informativo. En el centro de la imagen, el vicepresidente Nasser Al Thani, hijo del jeque, que presidió el acto.

Dice la frase que «cualquier tiempo pasado fue mejor»... Pues no para el Málaga CF. Al menos así lo transmitieron ayer a la prensa los rectores del club albiceleste, en un desayuno de trabajo en el que el club facilitó los números actuales del club de Martiricos, que maneja una deuda de 13,6 millones de euros, pero que hace solo cuatro veranos era de 103,2 millones «una situación económica inviable», según reconoció ayer Vicente Casado, director general del club.

El Málaga dio luz a sus cuentas desde 2010 hasta el 1 de julio de 2015, el periodo que lleva el jeque Abdullah Al Thani al frente del club, cuyo hijo, que ejerce como vicepresidente y consejero delegado, Nasser Al-Thani, también estuvo presente en un encuentro con los medios en el que no se aceptaron preguntas de los informadores.

El director general corporativo, Manuel Novo, fue el encargado de facilitar los números de la entidad de Martiricos, apoyado siempre por las explicaciones de Casado.

Los rectores malaguistas explicaron que en esos 13,6 millones de deuda computados a fecha 1 de julio pasado están incluidas las ventas de los «Samus», Portillo y Juanmi. No así el de Sergi Darder al Lyon, que se cerró en los días finales del mercado veraniego y que computará en el próximo ejercicio. La cifra actual se puede considerar «buena» y «asumible» si tenemos en cuenta que hace solo cuatro veranos, el Málaga CF llegó a alcanzar los 103,2 millones de deuda, cifra que ha ido descendiendo gracias a la política de ventas de varios jugadores.

Temporada 2010/2011
Al Thani llegó al club el verano de 2010. Fue el año que empezó Jesualdo Ferreira en el banquillo y acabó Manuel Pellegrini, y en el que hubo que acudir al mercado invernal para reforzar la plantilla para evitar el descenso. «La inversión generó mucha deuda desde la llegada del jeque. En la época de Abdullah Ghubn como vicepresidente no se calculó lo que se estaba haciendo. Se construyó un club que no se podía sostener. Si hubiera existido en esa época el Fair Play Financiero, eso no se habría consentido», afirmó Casado.

Temporada 2011/2012
La campaña siguiente (en la que el equipo acabó cuarto y se clasificó para la Liga de Campeones) fue la de mayor inversión de la propiedad, 113 millones de euros. La deuda bajó a 80,9 millones. «Hay que estar muy agradecido al propietario porque nadie ha hecho una inversión a fondo perdido tan alta en la historia del fútbol español como la que hizo Al Thani en ese momento. Subieron los ingresos, pero el coste de la primera plantilla era muy alto. Entrar en Champions nos cegaba a todos. Había una fiesta, pero nosotros no pudimos disfrutarla», explicó Casado.

Temporada 2012/2013
La temporada de la Champions fue bonita en el campo y dura en los despachos. Tuvieron que salir ese verano posterior estrellas como Isco o Joaquín, por poner dos ejemplos. La situación era límite. Se modificó la estructura del club para hacerlo más viable. Fue el principio para ver la luz al final del túnel. «Gracias a que hicimos un buen año se revalorizaron los jugadores y se pudieron vender a buen precio, a pesar de lo que se ha dicho. Ahí comenzamos a ver que frenar el endeudamiento sí era posible».

Temporada 2013/2014
La siguiente temporada se fue Pellegrini y llegó Schuster. Los gastos de plantilla se estabilizaron, los ingresos aumentaron y el club entró en el G35, una especie de seguro por si vienen malos tiempos y se desciende a Segunda. En ese caso, se aumenta el volumen de ayudas. «Fue un año difícil. Hubo que hacer muchas ventas obligadas que debilitaron al equipo. Ahí ya vimos que éramos un club sostenible si nos manteníamos en la elite», explicó el director general.

Temporada 2014/2015
La pasada temporada se partió con una deuda neta de 34,7 millones que se rebajó al final del curso a 30,2, y que ahora, tras las ventas del pasado verano, ya es de 13,6. Con vistas a la temporada que acaba de comenzar, el club prevé alcanzar unos ingresos de «47-48 millones», según comunicó Javier Gómez, director general corporativo de la Liga de Fútbol Profesional, que también tomó parte de este desayuno informativo.

Gómez desveló que el Málaga ingresará esta temporada unos nueve millones más por los derechos de televisión, lo que colocará a la entidad por encima de la barrera de los 30 kilos en el reparto de los derechos televisivos. La percepción entre los dirigentes malaguistas es que el capítulo de ingresos para la temporada 2015-16 puede rozar los 50 millones de euros.

En resumen, durante la «era Al Thani» se ha producido un cambio en la forma de llevar el club de un modelo de inversión inicial a un modelo de equilibrio actual, que otorga viabilidad al proyecto deportivo y social. Casado recordó la inmediata creación de la Academia, espera que la ciudad se involucre con el club para que La Rosaleda se quede pequeña y afirmó que el objetivo es que en tres años el club pueda ser «más grande».

Las cuentas generales auditadas del club hechas oficiales ayer han sido verificadas por la firma Ernst & Young.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Buscador de deportes

Fútbol

  • LaLiga Santander
  • LaLiga 1|2|3
  • 2ª división B
  • 3ª división
Enlaces recomendados: Premios Cine