Crean un huerto ecológico en Mollina para la integración de niños con discapacidad

La asociación Amidis confía en que este proyecto vaya a más y "no se quede en un pequeño espacio de ocio"

09.06.2013 | 18:24

Integrar a niños y jóvenes discapacitados a través de una singular iniciativa: un huerto ecológico. Ese es el objetivo del proyecto 'Ecointegra', desarrollado en el municipio malagueño de Mollina y en el que unos 10 chicos, guiados por profesionales de la agricultura y voluntarios, trabajan en la preparación de la tierra y la siembra y recolección de hortalizas.

La Asociación de Mollina para la Integración del Discapacitado (Amidis) es la encargada de impulsar esta iniciativa. El pasado 29 de mayo se inauguró el huerto, de unos 450 metros cuadrados, cedidos inicialmente por tres años en este municipio de la Comarca de Antequera. Los jóvenes comenzaron la siembra de más de un centenar de plantones, entre tomates, pimientos, berenjenas, judías, lechugas y todas aquellas hortalizas que han sido donadas a la entidad.

La presidenta de Amidis, Dolores Álvarez, ha señalado a Europa Press que uno de los principales objetivos de la asociación es "encontrar vías sociolaborales para estos chicos con discapacidad que les permitan vivir de manera digna e independiente". Y a ello esperan que contribuya este huerto ecológico, de manera que "desarrollen una actividad bonita, trabajen la tierra y valoren los alimentos que consumen, al tiempo que disfrutan".

"Es una manera de contribuir a aumentar la autoestima de estos niños y jóvenes", ha declarado la responsable de Amidis, quien ha incidido en que de este modo "durante el verano tendrán una obligación, les tocará regar, recoger las hortalizas, etcétera". Para ello, además, voluntarios les ofrecerán talleres de agricultura ecológica y el propósito sería continuar con la actividad durante el invierno, lo que dependerá de que consigan hacer un invernadero.

Álvarez ha hecho hincapié en que "este huerto puede convertirse en una herramienta muy valiosa es el ámbito educativo", ya que "permite un aprendizaje sobre las diferentes técnicas de cultivo, siembra, recogida, abonos, semillas y distintas labores con la tierra".

Educación en valores. "Pero lo más importante es que proporciona un medio único para trabajar de forma transversal la educación en valores: la igualdad, la solidaridad intergeneracional, las habilidades sociales y personales, el trabajo en grupo y la autoestima, en suma, el respeto a la diversidad", ha manifestado Álvarez.

La responsable de Amidis ha mostrado su agradecimiento a todas aquellas personas y empresas que de manera altruista han cedido el terreno, materiales, maquinaria, plantas, etcétera, pero sobre todo "han dedicado y dedican su tiempo y trabajo a favor de nuestros jóvenes con discapacidad". Precisamente, con su ayuda esta asociación pretende que "Ecointegra no se quede en un pequeño espacio de ocio".

Amidis, una entidad sin ánimo de lucro que lucha por la integración de las personas con discapacidad en el ámbito social, laboral y escolar y que reivindica los derechos de este colectivo, fue creada en Mollina en octubre de 2001 y, actualmente, cuenta con 190 socios. El objetivo, según Álvarez, es que "todos los recursos estén en el municipio y no tengamos que llevar a nuestros niños a Málaga o a Antequera"; de hecho, disponen ya de logopeda, psicólogo o fisioterapeuta.

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine