El Refugio del Burrito

Un refugio para Platero

Una protectora de burros y mulos de Fuente de Piedra recoge en los primeros seis meses de 2016 a 135 animales

25.07.2016 | 12:08
Un cuidador llega con la ansiada comida para los animales.

Criterio

  • El teléfono de emergencias de El Refugio del Burrito (952 735 077) ha recibido 238 llamadas en los primeros seis meses de 2016, lo que implica que están atendiendo al menos un caso diario. Algunas de estas denuncias requieren semanas de investigación, acciones legales y coordinación, además de gastos logísticos. Sin embargo, la entidad no dará la espalda a ningún animal que necesite ayuda y continuará poniendo a salvo a los equinos que lo precisen. Pero piden que quienes llamen lo hagan antes a las autoridades competentes.

Es una entidad afincada en Fuente de Piedra y en Bodonal de la Sierra (Badajoz) que da cobijo y asiste a burros y mulos que hayan sufrido abuso, maltrato o abandono. En su nuevo hogar, los animales cuentan con mejores condiciones y con cuidados que garanticen su bienestar, además de poder ser adoptados.

Estamos habituados a ver en los medios de comunicación distintas campañas de sensibilización con el objetivo de evitar el abandono de las mascotas, sobre todo ahora en durante la época estival. Pero se nos vienen a la mente siempre animales como perros o gatos y nos olvidamos de que hay otros muchos que podrían estar pasando por situaciones difíciles y que necesitan tanta o más una ayuda urgente.

El Refugio del Burrito es una entidad que trabaja en la localidad de Fuente de Piedra, aunque también cuenta con una sede en Bodonal de la Sierra (Badajoz). Desde el año 2003 luchan por ofrecer una vida mejor a burros y mulos de toda España e incluso de Portugal, aunque, debido a la cercanía, los casos más habituales se registran en Andalucía y Extremadura.

Investigan casos de negligencia, abuso, maltrato o abandono, además de cualquier denuncia pública de la que sean conocedores. La organización se implica activamente en causas referidas a la aplicación y mejora de las leyes vigentes en cuanto a bienestar animal y a la promoción de campañas de concienciación y protesta.

En el primer semestre de 2016, El Refugio del Burrito ha registrado unos datos sin precedentes. Así, en la primera mitad del año, la entidad ya ha recogido a un total de 135 burros y ha liderado hasta 56 investigaciones, las cuales pueden incluir a más de un animal. Asimismo, ha asistido a unos 200 burros en lo referido a dar asesoramiento o consejo a sus dueños.

Las cifras contabilizadas hasta el mes de julio se deben, entre otros factores, al mayor rescate de la historia llevado a cabo por esta protectora y que implicó a un total de 100 equinos en Guijo de Granadilla (Cáceres). De esta forma, las instalaciones de la entidad se encuentran prácticamente llenas y en ellas viven saludablemente unos 350 animales.

«Cuando llega un nuevo burro o mulo entra en la fase de cuarentena durante seis semanas. Se examina para conocer las enfermedades que pudiera tener y, si es necesario, se castra. Cuando pasa ese tiempo y se conoce más a fondo al animal, ya se decide en que grupo se ubica según las necesidades que presente», explica la responsable de Comunicación de El Refugio del Burrito, María Gallar.

Gallar también hace hincapié en que, previamente a la adopción o recogida de un burro o mulo, se lleva a cabo una investigación que determine las acciones que la protectora tendrá que llevar a cabo posteriormente.



Y es que El Refugio del Burrito recibe una media de casi dos urgencias al día, lo que denota la preocupación de los dueños por sus animales. El equipo de Bienestar Animal de la entidad trabaja de manera incesante, haciendo guardias y viajando sin descanso, para atender todas y cada una de las denuncias que reciben. «Los casos cada vez tienen más visibilidad y por eso también recibimos más llamadas», resalta la responsable de Comunicación.

Como cualquier organización, El Refugio del Burrito tiene que asumir unos costes de funcionamiento. Sin embargo, una de las ventajas de esta entidad afincada en Fuente de Piedra es que funciona como subsidiaria europea de The Donkey Sanctuary, organización británica sin ánimo de lucro que trabaja desde hace más de 40 años por la protección del burro en el mundo.

Pero esa financiación no es suficiente. La labor de los socios con sus aportaciones económicas y los donativos de personas de toda España son fundamentales para el funcionamiento óptimo de El Refugio del Burrito. Además, la entidad no sólo busca dar un mejor hogar y un bienestar a los burros en sus instalaciones, sino que uno de sus objetivos prioritarios es fomentar la adopción de los animales, habiendo formalizado más de 50 adopciones en lo que va de año.

«Es una gran satisfacción ayudar a estos animales. Pensamos en la suerte que tienen de haber llegado a un nuevo hogar. Ayudar a un ser vivo siempre es bueno», destaca Maria Gallar.
El Refugio del Burrito ya ha ayudado a más de 2.000 animales desde el inicio de su actividad y lo seguirá haciendo día tras día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine