Carta al director

20.02.2016 | 05:00

Carta abierta a Susana Díaz
Querida presidenta. Se acerca un nuevo Día de Andalucía, como todo hito temporal, hay un dejar cosas atrás y un comenzar de nuevo.
Dice nuestro himno «...La bandera blanca y verde vuelve,... a sembrar paz y esperanza, bajo el sol de nuestra tierra...»

El próximo día 24 se debate en el Parlamento la Proposición de Ley de Atención Temprana para el presente y futuro de niños de 0 a 6 años, para los que ya han nacido y para aquellos que vengan al seno de nuestra gran familia, de nuestra madre Andalucía.

Haga a esos niños «hijos predilectos de Andalucía», y como dice nuestro himno, sean «...hombres de luz, que a los hombres, alma de hombres les dimos...»

Hemos confrontado, nada personal y usted lo sabe. Personalmente le tengo el mayor de mis respetos y consideración.

Hagamos, entre todos, entre los 109 parlamentarios que representan a los casi 9 millones de andaluces, el mejor marco legal posible, esos niños se lo merecen y se merecen que estén todos, que salga su presente y futuro del esfuerzo, dialogo, consenso de los 9 millones de andaluces, de los 109 parlamentarios y usted, querida Presidenta, a la cabeza. Aportemos, cada uno desde nuestra parcela, todo lo mejor que podamos tener dentro de todos y cada unos de nosotros, saquemos nuestra sensibilidad, dejemos aflorar las emociones, volvamos a «a sembrar paz y esperanza».

Que el día 24 no haya 5 grupos parlamentarios, sino 109 andaluces trabajando, juntos; con diferencias, pero sin fisuras; por los más necesitados, por un colectivo muy vulnerable, por esos «tesoros, príncipes y princesas», que queriéndolos con todas nuestra fuerzas y desde lo más profundo de nuestros corazones, la vida nos ha regalado. Tal vez, nadie quería ese regalo, pero nos enseñan, cada día, que hay un mundo, el de ellos, en el que no existen, celos, rencores, envidias, un mundo con ausencia de maldad y en los que la sonrisa habita en sus rostros. Un mundo que llevamos millones de años buscando y no somos capaces de hacer realidad, la guerra, la discordia, el ansia de poder, la intolerancia, violencia, ... es todo lo que hemos sido capaces de conseguir.

Pero ese mundo, idílico, existe, y ahí están nuestros «tesoros, príncipes y princesas», por eso le pido que sea, como máxima representación de la madre Andalucía, la madre de todos y cada uno de ellos, yo le ofrezco a mi nieto para que lo amadrine y seguro que el resto de los miles de familias que, sin haberlo deseado, la vida les ha dado un regalo que no querían pero los han hemos más humanos, más generosos, mas comprensivos, más tolerantes., más valientes, buenas personas, donde las lagrimas y las sonrisas se alternan continuamente, sin solución de continuidad.

Susana, querida presidenta, siembre «paz y esperanza», hágalos «hijos predilectos de Andalucía, vitalicios» y que sean hombres de luz, que a los hombres, alma de hombres les den.

Respetuosamente.

Antonio Guerrero, portavoz de Atención Temprana, Plataforma Andalucía

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine