En corto

No la toquéis

13.11.2016 | 00:35

Giro a la izquierda y en la calle que emboco el semáforo está en ámbar y abierto para los peatones. Dos personas muy viejas, mujer y hombre, cruzan por el paso: entre los dos sumarán en torno a 180 años. Caminan muy despacio, encorbados y apoyados cada uno en dos bastones. En un instante del tránsito él gira la cara hacia ella y le dice algo. Ella sonríe. El gesto del anciano al decirle a la anciana lo que le haya dicho es juvenil, y sin duda ha sido algo ingenioso, cabría pensar que pícaro. Si supiera lo que le había dicho sabría algo más de la ancianidad profunda, y de la misma vida. Podría aparcar, acercarme (no se habrán movido mucho del sitio) y preguntarles. Quizás, después de un primer momento de estupor, me lo dirían. Pero las mariposas son para mirarlas sin tocarlas, no para cogerlas por las alas y acercarlas a los ojos. Así es la rosa, la mariposa y cualquier cosa hermosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

LOLA CLAVERO

El estudio del artista

Entrar en el estudio de un artista es profanar un templo, pero también participar de sus ritos....

 
 

Niño, con las voces

Dos colegios de Málaga podrían ser multados por exceso de ruido. Ay, la sana algarabía...

 
 

LUIS M. ALONSO

El nuevo PSOE y la vieja rivalidad

En el PSOE se ha producido un giro significativo a la izquierda...

 
 

Cartas al director

NOMOFOBIAEs el término que los expertos han denominado al miedo a estar sin...

 
 

JORGE HERNÁNDEZ MOLLAR

El nuevo desorden mundial

Solo observar los gestos, las intemperancias y la absoluta falta de cortesía y corrección de...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

No duermo

Hay gente como Ronaldo que se puede enfadar con un país y gente que solo se puede enfadar con...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine