El Ayuntamiento de Nerja ha iniciado los trabajos de sustitución de las luminarias de vapor de sodio del alumbrado público en el casco urbano de Nerja por otras de tecnología LED para mejorar la eficiencia energética, conseguir un mayor ahorro en el consumo eléctrico e incrementar la calidad lumínica.

La actuación supone una inversión de 649.617 euros, que se cofinancia al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER, y el Consistorio que aporta el 20%.

La intervención conlleva la renovación de 1.921 luminarias de 81 calles y 13 plazas del casco urbano. Además se actúa en la antigua carretera N-340, los accesos al municipio desde la autovía, la rivera del río Chillar, el carril de El Playazo y el Camino de Burriana.

El tipo de lámpara LED que se está instalando tiene una vida útil mayor que la actual, reduce la huella de carbono, es totalmente reciclable y permite la regulación de la intensidad. La renovación de alumbrado también va a redundar en la calidad de la iluminación pública del municipio, mejorando la uniformidad al haberse realizado previamente estudios lumínicos de las calles y espacios públicos.

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, destaca la apuesta del Ayuntamiento en la mejora de las infraestructuras del alumbrado público que repercute en un importante ahorro económico para las arcas municipales.