La playa de Benajarafe ha asistido este miércoles a un hecho insólito: un ejemplar de jabalí se ha dado un chapuzón en el agua en presencia de los bañistas que a esa hora de la mañana concurrían la orilla y que se vieron sorprendidos por el animal, que tras salir del mar salió huyendo hacia el interior del arenal y desapareciendo entre los matorrales de cañas. 

El jabalí no ha herido a nadie en su huida, por lo que todo se ha quedado en una simpática anécdota, que uno de los bañistas ha logrado grabar en vídeo, haciendo de la escena un fenómeno viral. No obstante, los bañistas han alertado de la presencia del animal a la policía de Vélez-Málaga, para que den con su paradero.

El pasado mes de junio, una mujer de 67 años tuvo que ser atendida por una mordedura de jabalí en la playa de El Albir (Alicante). Entonces, el animal, que como en este caso también había salido del agua, mordió a la bañista en una pierna.