El Ayuntamiento de Torremolinos ha comenzado a realizar trabajos de prevención en unas 200 palmeras del municipio para evitar que se vean afectadas por la especie invasora del picudo rojo, mediante una técnica que no produce daños en la fauna ni la ciudadanía.

Así lo ha anunciado el teniente de alcalde y concejal de Servicios Generales para la Ciudadanía, Antonio Navarro, quien ha explicado que han recibido la autorización de la Junta de Andalucía para hacer un tratamiento de este tipo en las palmeras que podrían sufrir esta plaga.

"La empresa nos va a ayudar con el tratamiento de choque y posterior seguimiento de un año. Vamos a tratar unas 200 palmeras y seguiremos la evolución para controlar y evitar la propagación del picudo rojo", ha explicado el concejal.

La empresa Savia Igtecnova aplicará el tratamiento preventivo en los ejemplares más susceptibles de sufrir un ataque a través de la endoterapia, una fórmula que consiste en la inyección en cada palmera de Benzoato de Emamectina, un principio de origen natural que es inocuo tanto para la fauna como para los ciudadanos.

Frente a otras técnicas, esta fórmula, que ya se ha aplicado en otros ejemplares del municipio, no requiere acordonar la zona. Además, sus efectos preventivos frente a esta especie invasora se prolongan hasta un año.

Tras un estudio previo y la evaluación del riesgo en las palmeras de la localidad, el Consistorio ha estimado que unas 200 requieren de este tratamiento, que se aplicará en unos 10 días.

"Vamos a inyectar la mínima cantidad de materia activa para controlar la plaga de la mejor forma. La introducimos en el sistema vascular, lo que serían las venas de la palmera, hasta que llegue a la yema y la hoja. Es un tratamiento preventivo pero también lo aplicamos a palmeras que han sufrido algún ataque del picudo", ha explicado José Antonio Díaz, técnico de Savia Ingtecnova y especialista en endoterapia.