Fuengirola ha iniciado el salto para convertirse en ciudad inteligente con la implantación de una plataforma digital de gestión de servicios públicos. Para ello, el Ayuntamiento ha comenzado a instalar un sistema innovador que permitirá controlar en tiempo real recursos municipales básicos como el alumbrado, los niveles de ruido, los dispositivos de tráfico, el riego, las islas ecológicas y los edificios domotizados.

Esta herramienta tecnológica se apoya en el sistema de alumbrado público, en cuyas farolas se está instalando un sensor de telegestión, y permite controlar las infraestructuras instaladas para ofrecer información en tiempo real y facilitar la gestión de todas ellas. De hecho, en estos momentos hay ya unos 1.600 puntos de luz en la ciudad que ya cuentan con esta tecnología.

Así, mediante la monitorización en tiempo real de farolas, puntos de riego de jardines, o de los sonómetros que se van a instalar en distintos puntos, entre otros recursos, los responsables de los diferentes servicios municipales conocerán, en un panel de control informático, el estado de los mismos y optimizar el consumo energético y los costes

Por ejemplo, permitirá adaptar la luminosidad de los puntos de luz de cada vía en función del uso que tenga o detectar apagones eventuales. Asimismo, en caso de lluvia, podrá interrumpir el riego de jardines o, si los sensores detectan saturación de ruido en un lugar, dará aviso a la Policía Local para que intervenga.

De igual modo, el despliegue de este proyecto, que ha sido adjudicado a la empresa internacional Itron por algo más de un millón de euros, permitirá al Consistorio programar sus inversiones y su oferta de servicios de una forma más eficiente.

Para poder implementar en Fuengirola este proyecto será necesario utilizar el sistema de canalización del alumbrado público, creando a través de éste, una red mallada de comunicaciones para facilitar la gestión del mismo, la detección de los niveles de ruido y la monitorización inteligente del tráfico.