La Policía Nacional detuvo hace unos días en la estación de cercanías de Benalmádena a un hombre reclamado por las autoridades belgas por una violación cometida en 2016. Según ha informado la Comisaría Provincial de Málaga, los agentes que le interceptaron comprobaron que sobre él recaía una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) en relación con un delito contra las personas, concretamente una violación a la que entonces era su pareja sentimental. De los hechos conoce el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, cuyo titular tramitará la correspondiente extradición.

W.M., de 47 años, fue detenido el pasado día 9 de junio cuando fue identificado por agentes de paisano que desarrollaban su labor en la estación de cercanías de Benalmádena. Los policías comprobaron que sobre el varón pesaba una OEDE desde septiembre de 2021. Según recoge la requisitoria, el fugitivo fue condenado a cuatro años de prisión como culpable por un delito contra las personas cometido entre junio y septiembre de 2016 en su país de origen.