Kiosco

La Opinión de Málaga

Música
Rosario 'La Tremendita' Cantante e instrumentista.

«La vida es avance a base de luchar y no de quedarse callada»

Paya, lesbiana, bajista, productora de electrónica... Las credenciales de la sevillana no parecen las más jondas del mundo pero ella reivindica que en el arte todo es retroalimentación

Rosario La Tremendita Rosario La Tremendita

 Hija del cantaor José Tremendo, Rosario se crio en ese otro tablao que es Triana escuchando el flamenco vivido en casa desde el eco de su bisabuela Enriqueta. Pero también Rosario es experimental, valiente, eléctrica y vanguardista. Las dos rosarios dos conviven y se nutren, ambas estarán en el Teatro Cervantes el 23 de septiembre

No hay un titular donde no reivindique que es lesbiana, paya, experimental. ¿Una forma de gritarle al mundo o de autoafirmarse?

No trato de hacer ningún titular, sino que me preguntan lo que soy y como soy, y realmente tengo la libertad de poder sentir y expresarme como soy en todos los sitios y en todos los ámbitos. Lo suyo es que no tuviera que ser un titular, que ser lesbiana no generara tanto interés porque yo creo que es una opción más y se trata simplemente de respeto. No leemos «soy hetero» en un titular… pero si de alguna manera necesitamos reivindicar respeto y libertad hago todos los titulares que haga falta.

Aseguró en una entrevista que ya no tenía «miedo ninguno», ¿cómo se ha sacudido los miedos?

Sí que tengo miedo, solo que me gusta hacerle frente. Al final el miedo es bueno, te ayuda a crecer y a evolucionar. No se trata de no tener miedo sino de hacerles frente. Los miedos desaparecen cuando los superas. Y eso trato cada día, de hacerles frente a los miedos y seguir andando y seguir creciendo.

La mujer en el flamenco. ¿Evolución?

En realidad hace tiempo en vez de ir hacia delante se fue hacia atrás: durante mi crianza yo escuchaba que las mujeres no tocaban la guitarra y luego al crecer me di cuenta de que hacía muchos años que las mujeres tocaban la guitarra, hasta que un día, de golpe, dejaron de hacerlo. Fuimos para atrás.

Siempre ha llevado a gala haber vivido en un matriarcado, quizás se vea reflejada en la rumba de su último disco Dime, de Lola Flores

Es una de las cosas de las que me siento muy orgullosa, el haber vivido en una familia en la que las mujeres son muy poderosas, en la que desde mi tatarabuela, bisabuela, abuela, mi madre tienen una fuerza, un poderío y un carácter que me han hecho ser la mujer que soy hoy y me han hecho entender que la vida es avance a base de luchar, reivindicarse y de no quedarse callada.

Tremenda es un trabajo que se estrenó sobre los escenarios en la Bienal de Flamenco de Sevilla en octubre de 2020. A finales del año pasado vio su salida en disco en el que ha trabajado desde la experimentación como si fuera música de la serie Stranger Things... ¡con esa comparativa ya ha ganado el flamenco a la mitad de la generación del 2008 …!

[Se ríe] Es un regalazo que se pueda conectar con el flamenco a través de Stranger Things. Un ejemplo es la petenera de La Niña de los Peines que tenemos grabada donde toda la melodía del principio parece que estamos en esa serie inspirada en los 80. El día que eso surgió estuvimos todo el día celebrándolo porque era conectar con el ahora, con lo que está sucediendo. Conectar con un cante, con una cantaora de tantos años con el presente, es algo para mi tan importante y potente para el flamenco porque no le quita, ¡le suma! Al final, el flamenco no deja de ser un lenguaje que para mí es algo natural, lo tengo desde casa, es mi forma de hablar, pero no dejo de vivir en los tiempos que vivo y no dejo de estar rodeada de musicazos que me llenan de inquietudes.

Una imagen promocional de la artista.

Principio y origen. Cuéntenos...

Este año tengo la gran suerte de estar en la Bienal de Flamenco de Sevilla presentando lo que va a ser el doble álbum de Tremenda. Ahora ha salido la primera entrega, que son los temas de los que estamos hablando, pero en septiembre. junto con el estreno en La Maestranza, sale la segunda y ya el doble álbum; y esta segunda entrega va a ser el viaje, pero al revés. Los mismos temas, pero hacia la tradición, los hemos desnudado de electrónica y lo han reinterpretado los mejores guitarristas. Ha sido una experiencia y un viaje muy enriquecedor porque ver de pronto el álbum y la creación vestida de una forma, y ahora de otra, es como darnos cuenta de que tenemos dos discos diferentes.

¿Y cómo ha surgido esta idea tan bonita y original?

Porque tengo un flamenco muy tradicional, arraigado y trabajando en el estudio con mi productor, y la electrónica siempre se me venía la guitarra a la cabeza (porque yo toco la guitarra) y un día mi productor hablando en broma me dijo: «¿Pero por qué no te haces un disco de guitarra?» Y pensamos los dos: «¿Y por qué no volvemos al origen? ¿Por qué no después de terminar este hacemos el viaje al revés?» Y lo desnudamos entero y lo han reinterpretado.

Se dice que Camarón tras grabar La Leyenda del tiempo le dijo a Ricardo Pachón, su productor: «Vale, pero el próximo disco solo con la guitarra»...

[Se ríe] Lo puedo entender porque sí, hay una sensación de que al final venimos de una raíz, que una guitarra, unos nudillos, una voz sola para nosotros es como tierra. Y es verdad, al final a todos nos pasa; cuando uno viaja le parece todo maravilloso, pero llega un momento en el que necesita volver a casa.

Compartir el artículo

stats