Todo el mundo coincide que lo protagonizado anoche por el Girona, en el estadio Olímpico de Montjuïc, venciendo por goleada a todo un Fútbol Club Barcelona, actual campeón de LaLiga, colocándose como líder solitario del campeonato, es más, siendo el cuarto mejor líder de la historia a estas alturas del torneo, sacándole ya 7 puntos al Barça y ¡12 puntos! a la Real Sociedad (5º), que marca la Europa League, significa un momento importantísimo en la historia del club catalán, a quien muchos ya comparan con el sorprendente Leicester City inglés, ganador de la Premier League en el 2016.

“Es evidente que la cosa ha cambiado”, ha señalado Quique Cárcel, director deportivo y arquitecto de este fabuloso, victoria y ganador Girona, en Radio Marca esta misma mañana. “Y ha cambiado porque se trata de un momento difícil de gestionar o, como poco, que se sale de nuestro discurso inicial. Empezamos con un discurso prudente, sensato, humilde, coherente a nuestra propuesta pero, ahora, esto empieza a cambiar y por qué no soñar. Es evidente y no debemos ocultarlo que oír el himno de la Champions en Montilivi es más que un sueño, es un sueño increíble”.

Cambio de chip

Cárcel reconoció que cuando el equipo se puso líder en la sexta jornada ya hubo quien le contó la historia del Leicester. “Pensamos en ello, pero enseguida nos lo quitamos de la cabeza porque quedaba y queda mucha Liga. Nosotros no estamos construidos para algo así pero, desde luego, es inevitable que, cuando ves al equipo remontar como ha remontado este año varios resultados y, sobre todo, cuando le ves acabar el partido de anoche ante todo un Barça de la manera que lo hizo, es normal que alguien piense que podemos ganar la Liga. Pero, insisto, aquí seguimos pensando que ese es un sueño demasiado grande para nosotros”.

Cárcel, que recordó el apoyo que le dio a Michel nada más perder, hace tiempo, sí, un partido 1-3 frente al Huesca (“jugábamos estupendamente, muy, muy bien, pero no ganábamos, aunque yo confiaba mucho en su manera de trabajar y entender el fútbol”), está convencido de que “Xavi sacará adelante al Barça, pues tiene una gran plantilla y sabe lo que quiere lograr; el Atlético sigue siendo el mismo ‘tapado’ de siempre, con excelentes jugadores aunque, eso sí, ha jugado algún que otro partido lejos de su estilo y qué decir del Real Madrid, que sigue ganando pese a tener muchos lesionados, con una plantilla y juego muy físico”.

"Cuando ves cómo juega el equipo, le ves remontar partidos difíciles y acabar como acabó en Montjuïc, tienes derecho a soñar"

Quique Cárcel - Director deportivo del Girona

“Nosotros, por qué no reconocerlo, estamos viviendo un momento precioso, muy ilusionante”, siguió explicado Cárcel, “porque codearnos con esos equipos desde nuestra modestia es algo precioso y, como dijo Michel anoche, puede que hasta ejemplar para nuestra Liga y el resto de clubs españoles que puede pensar, por qué no, que con trabajo todo llega. Y, sí, yo diría que estamos viviendo un sueño demasiado grande para ser real. Pero, repito, el juego del equipo ante el Barça te dice que todo es cierto y muy hermoso”.

El arquitecto de este inimaginable Girona ha reconocido que jugar la Champions la próxima temporada “empieza a ser algo creíble, algo que nos podíamos imaginar y, por tanto, no diré que debemos cambiar nuestro discurso, pero deberíamos empezar a asumir que es posible, tal y como está jugando el equipo, tal y como están respondiendo los jugadores y, sobre todo, los futbolistas que salen del banquillo como Stuani, Portu, Solis, Valery o Arnau, por citar solo cinco de ellos”.

Aleix García se queda

Cárcel bromeó con la idea de que Aleix García, que, antes de visitar Montjuïc, comentó que le encantaría jugar en el Barça, hubiese cambiado de opinión. “La verdad es que al acabar el partido de Montjuïc le pregunté si seguía pensando lo mismo y, no, me dijo que se quedaba”. Y, en ese sentido, Cárcel recordó que al acabar la pasada campaña se fueron BuenoCastellanosRiquelme y Romeu (“nuestro jugador clave, el futbolista que hacía mejores a los demás”), cuatro de sus mejores jugadores y, sin embargo, el equipo encontró la manera de sustituirlos y mejorar.

“Todas las piezas que hemos buscado han encajado a las mil maravillas en el puzle de Michel, que ha sabido convertirles en mejores futbolistas y, sobre todo, construir un equipo que, incluso, le pelea la posesión a los grandes, cosa muy, muy, difícil de conseguir”, añadió el director deportivo del nuevo y flamante líder de LaLiga y la gran revelación del fútbol europeo.