Aunque procedía de una familia de hosteleros, a Paco García no le atraía nada el oficio. Sus padres regentaban una casa de comidas y él tenía muy claro que no quería formar parte de ese mundo. A pesar de su negativa, tenía aptitudes, así que se vio estudiando Dirección de Sala en la Escuela de Hostelería de La Cónsula, donde descubrió una hostelería de excelencia que nada tenía que ver con lo que él había vivido y se enamoró de una profesión a la que ha dedicado más de 35 años.

Tras pasar por varios puestos de dirección, en el año 2000 abrió El Lago, un restaurante emblemático de Marbella, que ostenta desde 2005 una estrella Michelin. «Ha sido el momento más especial, recuerdo que estaba de vacaciones y no era consciente del alcance y la repercusión que tuvo obtener una estrella Michelin», señala.

Durante todos estos años, ha defendido un proyecto personal basado en la cocina tranquila y en los productos de proximidad, para poner en valor el trabajo de los agricultores, los pescadores y los ganaderos malagueños. Así, El Lago fue el primer restaurante andaluz certificado como ‘Kilómetro Cero’ por el movimiento internacional Slow Food.

Después de más de 22 años dedicado en cuerpo y alma al restaurante marbellí, Paco García ha decidido desvincularse de la hostelería. «Era como jugar en la Champions y eso agota mucho». Los meses más duros de la pandemia le hicieron ver que quería conocer ese mundo en el que se descansa los domingos y los festivos, «que te dicen buen fin de semana y lo entiendes».

Abrumado y sorprendido con el reconocimiento de toda la profesión al anunciar su retirada, Paco García se enfrenta a un nuevo reto dando continuidad a lo que ha hecho en El Lago durante más de 20 años: poner en valor el producto local y ayudar a los pequeños agricultores. Y lo hace a través de Calma Eladio, un sello dentro de la conocida firma distribuidora de frutas y verduras que ampara la proximidad del pequeño agricultor y la temporalidad. «Llegamos a acuerdos con productores y les compramos la cosecha entera con un precio más justo del que están recibiendo actualmente por los mayoristas y los intermediarios y ofrecemos así productos mucho más frescos y más sostenibles», explica el nuevo director de Desarrollo Agrícola y Gastronómico de Frutas y Verduras Eladio.

Por todos estos años de dedicación y entrega a la hostelería y por lo que aún dará que hablar, Paco García es Premio Honorífico de El Delantal en la presente edición.

Paco García es un experto en los quesos artesanos andaluces. Participa como jurado en la Feria del Queso de Villaluenga del Rosario (Cádiz), Teba o Colmenar. También ha colaborado con el Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce en la difusión del tomate huevo de toro y la aceituna aloreña. Es ponente habitual en congresos, foros de gastronomía, escuelas de hostelería y universidades. Ha colaborado con medios de comunicación y ha desempeñado un papel fundamental en desarrollo de ideas de marca como Sabor a Málaga.