24 de junio de 2017
24.06.2017
Sucesos

Rescatan a una niña en una piscina en Teatinos

El socorrista Francisco José Bueno ha salvado a una menor en una piscina en Teatinos

24.06.2017 | 17:43
Francisco José Bueno Pérez es el socorrista que ha salvado a la niña.

El socorrista de la urbanización del número 10 de Mesonero Romanos, en Teatinos, ha salvado de morir ahogada a una niña de ocho años este mediodía, en torno a las 14.30 horas, que ha sido luego trasladada al servicio de Urgencias del Hospital Materno Infantil, aún con agua en los pulmones.

Francisco José Bueno Pérez, de 24 años, es el socorrista que ha intervenido. Ha relatado a La Opinión de Málaga que la niña y unos amigos estaban celebrando el cumpleaños de otro menor y han bajado a la piscina en varias tandas acompañados por los adultos. En un momento dado, Bueno ha podido ver cómo la menor salía a flote hasta la superficie de la piscina, ya que poco antes había estado buceando. El socorrista cree que ha sufrido un corte de digestión mientras buceaba y, al ir a vomitar, tragó mucha agua, lo que le hizo perder la consciencia y ascender a la superficie.

Al ver esto, el socorrista se tiró al agua y pudo sacar a la menor hasta el césped, ayudado por la tía de la niña. "Lo primero que he hecho es mirarle la boca y le quitado la comida", ha explicado, para empezar de inmediato a practicar las maniobras de reanimación cardiopulmonar. "He estado mucho rato. No sé ni cuánto. El protocolo dice que no puedes parar de reanimar hasta que no llega la ambulancia y eso he hecho; cuando la he visto suspirar, me ha dado un gran alivio. La he puesto en posición lateral y ha empezado a vomitar comida primero y mucha agua después, muchísima. Había tragado mucho líquido", ha indicado Bueno, que es el socorrista de la urbanización desde hace cuatro años.

"Cuando la he sacado no tenía pulso", ha dicho, aunque la pequeña luego ha empezado a llorar y a preguntar por su padre, y así se la ha llevado la ambulancia. "Se ha ido consciente a urgencias", ha explicado. "Sólo quería escucharla hablar y he visto que la enfermera le preguntaba cosas", ha aclarado.

"Tranquilo no estoy, es la primera vez que me pasa. No es lo mismo que cuando tienes que sacar a un niño porque se cansa de nadar o se le cae un manguito. Encontrarte con eso y tener que actuar...", ha explicado este socorrista que trabaja para la empresa Salvamento Z y N.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp