26 de julio de 2019
26.07.2019
La Opinión de Málaga
Pleno municipal

El equipo de gobierno exige al Ejecutivo central la eliminación de la plusvalía

Alicia Murillo destaca que el Consistorio ya tiene las herramientas para eliminar este impuesto

26.07.2019 | 05:00
El equipo de gobierno exige al Ejecutivo central la eliminación de la plusvalía

Dieciséis votos a favor (PP y Cs) y trece abstenciones (PSOE y Adelante Málaga) sirvieron para aprobar una moción del PP en la que se insta al Ejecutivo español, aún en funciones, o al que se constituya ahora, a que priorice y apruebe a la mayor brevedad posible, de forma consensuada con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) una reforma que conlleve la eliminación en su totalidad de la plusvalía y la articulación de una compensación en favor de cada uno de los ayuntamientos, que les permita mantener el nivel de prestación de los servicios públicos.

Carlos Conde, teniente de alcalde de Economía y Hacienda, destacó que la capital es una de las ciudades con mayor moderación fiscal y otros ayuntamientos «nos han imitado», para poner como ejemplo el reglamento de ayudas al IBI, el hecho de que no se liquide la plusvalía por herencia cuando hay minusvalía en la transmisión del piso y precisó que ahora se va a articular una reforma para que quien herede por la muerte de su padre, madre o familiar no pague el tipo impositivo hasta que no venda la vivienda. Recordó que el Gobierno de Aznar eliminó el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para empresas que facturaran menos de un millón de euros y compensó a los Consistorios. Noelia Losada, portavoz de Cs, consideró también que es un impuesto «injusto y confiscatorio».

La edil socialista Alicia Murillo destacó que el Ayuntamiento ya tiene las herramientas para eliminar la plusvalía mortis causa, que es bonificarla al 95%, y acusó a Conde y al PP de echar la pelota «al tejado de otra administración».

El portavoz de Adelante Málaga, Eduardo Zorrilla, destacó, por su parte, que Málaga es una de las ciudades con la fiscalidad más baja, sí, «pero también es una de las ciudades con la fiscalidad menos progresiva, más injusta; omite que el IBI se aplica igual a las familias que a los grandes inmuebles no residenciales que son hoteles, grandes superficies o centros de negocio», y recordó que ellos siempre han defendido la necesidad de aplicar una política impositiva progresiva. «Queremos que pague más el que más tiene», precisó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook