El PP asegura que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, "ha dejado de lado a Málaga por criterios políticos". Sus tres diputados malagueños -Pablo Montesinos, Carolina España y Mario Cortés, tildaron de "absoluta decepción" la aportación del Ejecutivo nacional de PSOE y Unidas Podemos a la provincia durante el primer año de mandato.

En este sentido, el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular y diputado nacional por Málaga, Pablo Montesinos, consideró que "son muchos los malagueños que en más de una ocasión se han preguntado dónde estaba el Gobierno para hacer frente a una de las situaciones más complicadas que estamos viviendo".

A juicio de Montesinos, "el suspenso en la gestión de Sánchez se extiende más allá de la crisis sanitaria", ya que el presidente del Gobierno "ha dejado de lado a Málaga por criterios políticos".

"Todo lo que depende del Gobierno central está paralizado, guardado en un cajón, y sirve como ejemplo el hecho de que recientemente el subdelegado del Gobierno en Málaga despachaba en un titular un proyecto tan importante como el del tren litoral", enfatizó el diputado.

Montesinos insistió en que "Sánchez excluyó a Málaga de los Presupuestos Generales del Estado y ni tan siquiera se dignó a negociar las enmiendas planteadas por esta formación, mientras el PSOE de Málaga guarda silencio".

"Es un silencio cómplice que se ha repetido pese a que Sánchez haya dejado bien claro, y así se observó en la aprobación de las cuentas, que prefiere antes pactar con los independentistas y con Bildu en vez de con los constitucionalistas; de este modo un señor de ERC pueda llegar a decidir qué impuestos pueden o no pueden pagar los malagueños", aseveró el diputado.

Según recalcó Montesinos, "este año de Gobierno de Sánchez se resume en incompetencia, arrogancia y muchas mentiras". "Incompetencia para gestionar la pandemia y la crisis; arrogancia con los afectados y las instituciones; y mentiras para pactar con radicales, independentistas y batasunos", destacó el dirigente popular.

Por su parte, la diputada Carolina España reclamó que se prolonguen los ERTE hasta el 31 de mayo y advirtió de que "la política económica del Gobierno genera más pobreza".

En su opinión, los presupuestos del Estado para 2021 "son cifras irreales pactadas con el independentismo y que van a traer más paro, más déficit y más impuestos a los malagueños". "Somos el único país de la Unión Europea que va a subir los impuestos, una subida fiscal que afecta directamente a las clases trabajadoras, a las pymes y a los autónomos", apostillo.

En la misma línea, Carolina España agregó que "son unos presupuestos malos para los proyectos e infraestructuras de la provincia". "Han quitado inversiones que ya estaban contempladas años atrás, aparcando proyectos como el del tren litoral, el soterramiento del tren del puerto, el enlace de la Caleta de Vélez, el recrecimiento de la prensa de La Concepción, el auditorio o incluso el acceso norte al aeropuerto, que sin bien viene contemplado, aún no sabemos nada desde que en 2018 resolvieran el contrato a pesar de que el proyecto estaba adjudicado", sostuvo la diputada.

Asimismo, el diputado Mario Cortés mostró su preocupación por la falta de ayudas al turismo: "Desprecian un sector del que dependen más de 117.000 familias en Málaga", manifestó.

Cortés incidió en que PSOE y Unidas Podemos "han dicho que no sistemáticamente a todas las iniciativas que hemos presentado para ayudar a esta industria: no a los corredores seguros en el aeropuerto; no a ayudas específicas para la hostelería, para los hoteles, el sector del taxi o diferentes segmentos turísticos; y no a rebajar el IVA turístico".

"Sin embargo, cuando miramos países de nuestro entorno vemos todo lo contrario medidas y ayudas directas que estimulan los sectores más afectados; aquí, mientras tanto, tenemos al ministro malagueño Alberto Garzón que, en vez de defender al turismo dice que es un sector de bajo valor añadido y poco cualificado", sentenció el diputado popular.