La Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga (UMA) ha puesto en marcha el título propio de experto universitario en coordinación de parentalidad, un curso que cuesta 1.300 euros, ofrece 25 plazas y el periodo de inscripción va desde el 7 al 25 de enero. La segunda de estas fechas es el límite para pagar la preinscripción.

Asimismo, el pago de matrícula puede hacerse desde el 26 de enero al 10 de febrero de este año. El curso comenzará el 18 del mes que viene y concluye el 21 de mayo. Para acceder, hay que tener una titulación universitaria.

Como explica la profesora de Derecho Procesal de la UMA Yolanda De Lucchi, esta es una figura novedosa que emerge en el Derecho de Familia y menores como "catalizadora de numerosos conflictos que se generan en familias después de la ruptura". Es frecuente, señala, que una vez que una pareja pone fin a su relación y se regulen las visitas, las pensiones o el uso de la vivienda, "la pacificación del conflicto no se produzca y, al contrario, se recrudezca aún mucho más, de manera que cualquier cuestión nimia relacionada con los menores sea un motivo de disputa ante los juzgados, lo que colapsa la administración de justicia, y lo que es peor, involucra constantemente a los hijos menores en una judicialización de sus vidas".

Explica la profesora De Lucchi que los jueces se ven desbordados porque se trata de "disputas no jurídicas, como dónde hace el menor la comunión, si necesita una ortodoncia o no), y recaban la ayuda de personas que puedan tener un contacto más directo con la familia". Así, surge la figura del coordinador de parentalidad en Canadá, un cargo que ayuda "profesionalmente a esa familia a gestionar la terapia posterior a la ruptura para con los hijos menores", una figura, por cierto, diferente a la del mediador. "Es una figura relativamente novedosa, que ya viene siendo utilizada con éxito en otras comunidades autónomas. Es una figura que contribuye claramente a la agilización de la Administración de Justicia y la Junta de Andalucía está pensando ya en la forma de implementar un servicio de coordinación de parentalidad en los juzgados".

Así, la UMA ha sido pionera en ofrecer una formación especializada a psicólogos y mediadores para que puedan ejercer la función de coordinadores de parentalidad "con la mayor profesionalidad y conocimientos". El Departamento de Derecho Procesal ofrece este título de experto por segundo año consecutivo, "en el que colaboran expertos nacionales al más alto nivel, e incluso contamos con el impulsor de la figura en España, el magistrado Pascual Ortuño".

No esconde la profesora que esta figura está siendo cuestionada por algunos colectivos, aunque frente a estas críticas, dice, "existen cientos de experiencias judiciales de coordinación de parentalidad donde el resultado ha sido un éxito y la mayoría de jueces de Familia apuesta por ella".

El curso tiene cinco módulos: las crisis familiares y sus aspectos jurídicos y psicosociales, la figura del coordinador de parentalidad, la estructura del proceso de coordinación de parentalidad, técnicas y herramientas y prácticas.

Los alumnos que cursaran el primer módulo podrán ver reconocidos nueve créditos de este título de experto universitario.