El edil de Movilidad, José del Río, ha ofrecido hoy una rueda de prensa telemática para anunciar, ante las críticas recibidas por la nueva ordenanza en esta materia, que el Ayuntamiento de Málaga quiere ejecutar, a medio plazo, es decir, años, una red de diecisiete itinerarios de carriles bici en la capital, posiblemente desde el extrarradio de la ciudad a diferentes nódulos de transporte, un proyecto para el que se han pedido 40 millones de euros de fondos europeos. El edil ha insistido en que este es un plan a medio plazo. Es decir, que sólo existe, por ahora, la intención política de hacerlo.

Asimismo, ha afirmado que hay tres carriles bici cuyos proyectos están en redacción: uno en el tramo de Héroe de Sostoa (entre la intersección de Juan XXIII y Explanada de la Estación), con 1,2 kilómetros; el tramo de Virgen de la Cabeza a Juan XXIII (entre la intersección de Obispo Ángel Herrera Oria y Virgen de la Cabeza, finalizando en la intersección de Juan XXIII con José Ortega y Gasset), con 1 kilómetro; y el tramo de la avenida Pintor Manuel Barbadillo junto a la laguna de la Colonia Santa Inés (conectando con el carril del Puerto de la Torre y con el de la Editor Ángel Caffarena), de 720 metros. Se van a invertir este mismo año, cuando pretenden ejecutarse si la pandemia y otras vicisitudes lo permiten, 1,75 millones de euros.

El concejal ha destacado que la ciudad ya cuenta con 45 kilómetros de carriles bici segregados, así como 70 kilómetros de carriles ciclables, puestos en marcha al albur de la nueva ordenanza y en los que tienen prioridad los patinetes y bicicletas sobre los coches y motos, cuya velocidad se ha limitado a 30 km/h. El concejal asegura que la Junta socialista no hizo ni un solo kilómetro de carriles bici, ni los que le tocaban, y ha recordado que ahora la oposición pide paralizar la ordenanza hasta que se hagan más carriles segregados. Asimismo, ha defendido que se ha mejorado la seguridad en los carriles ciclables con la señalización, y la próxima instalación de más radares.

Por cierto, otra crítica que se hace al texto es que ha aumentado la siniestralidad en la ciudad hasta en un 200% por la convivencia entre coches y motos con bicis y patinetes. El concejal dice que existe un informe de la Policía Local que analiza los accidentes acaecidos desde 20 días antes de que se aprobara la ordenanza hasta el 9 de febrero en la ciudad. Así, se han producido cinco siniestros en los que había implicados patinetes y seis de bicicletas, once en total, sin que haya constancia, defiende, de que alguno se haya producido en las vías ciclables. El coeficiente de siniestralidad de bicis y patinetes en el mismo periodo de 2020 era de 0,78 accidentes por día, y desde que empieza la normativa se sitúa en 0,55.

El edil ha destacado, cambiando de tema, que se sigue permitiendo en la Ordenanza de Movilidad el reparto de mercancías en el centro, rechaza que haya que modificar la norma, aunque sí se podrían especificar determinados condicionantes en el decreto por el cual se regula el acceso a estas zonas, tales como que estas empresas se dediquen al transporte de mercancías de forma profesional, que los vehículos cuenten con los elementos necesarios y obligatorios, con un seguro de responsabilidad civil y que cubran daños a usuarios y terceros.

Del Río ha indicado que la ordenanza se pone en marcha porque lo obliga la norma estatal, y ha señalado que ahora sólo dos empresas de patinetes operan en la ciudad, y se trabaja en el pliego por si saca a concurso el servicio.

Por último, y sobre el SARE en Huelin y Cruz de Humilladero, ha indicado que en la primera de las barriadas se han expedido 325 tarjetas de residentes y en la segunda, 201. Asimismo, en Huelin se ha reservado el 10% de las plazas para trabajadores y comerciantes (1,5 euros al día), mientras que en Cruz de Humilladero se han reservado plazas en el aparcamiento público para empleados de comercio y hostelería (36 euros al mes).

Ha dicho Del Río que en Huelin, por cierto, se han dado desde el 14 de diciembre al 23 de enero 13.500 rotaciones, mejorando la seguridad, la actividad económica y la convivencia entre peatones y vehículos en doble fila. La oposición, cabe recordar, ha cargado duramente contra la zona azul en ambos barrios

Hoy también han ofrecido IU y Podemos una rueda de prensa en la que los concejales de la confluencia exigen mediante una moción presentada a la Comisión Plenaria de Movilidad la inclusión en los presupuestos municipales de 2021 de una partida de 3,5 millones de euros para la ejecución a lo largo de este año de 30,6 kilómetros de carriles bici, la mitad de los contemplados en el Plan Andaluz de la Bicicleta.

La concejala portavoz adjunta de la confluencia, Paqui Macías, explica que “la ordenanza de movilidad aprobada por el equipo de gobierno prohíbe la circulación de las bicis por aceras y paseos, obligando a los ciclistas a circular por la calzada y exponiéndolos a potenciales accidentes, como constatan las alarmantes cifras que desvelan un aumento del 200% de los accidentes graves sufridos por usuarios de bicicletas y patinetes desde que entró en vigor hace escasas semanas”.