Mercamálaga ha continuado trabajando de manera intensa en el despliegue de su política de gestión como elemento vertebrador de las prácticas para la planificación y operación de todos sus procesos, poniendo el foco en aspectos como la calidad, el medio ambiente, y la seguridad y salud en el trabajo.

Así, Mercamálaga ha superado las auditorías correspondientes al seguimiento del sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) y al sistema de gestión ambiental (ISO 14001). Asimismo, se ha avanzado en la certificación de nuestro sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo, del anterior estándar OHSAS 18001, a la nueva Norma Internacional ISO 45001.

Este enfoque de gestión se basa de manera muy directa en la mejora de todos los procesos de la organización, abundando precisamente en la idea de promover una gestión eficiente que fundamente la toma de decisiones basándose en los resultados, y en la orientación estratégica como pilares fundamentales.

Los modelos de gestión implantados exigen un control y seguimiento continuo, y es por este motivo que se han de superar anualmente rigurosos controles, revisiones y auditorías, que garantizan que se cumplen y aplican los criterios contenidos en las normas, asegurando la mejora continua de los diferentes servicios implicados en estos procesos.

“Estamos muy satisfechos por la labor de los trabajadores de Mercamálaga en su mejora en el día a día. El objetivo de perseguir nuevas metas en la gestión de esta gran Unidad Alimentaria, tiene ahora su reconocimiento en la obtención de estas certificaciones de calidad, medioambiente y en materia de seguridad y salud. El trabajo requerido a toda la organización ha merecido la pena. A partir de ahora el esfuerzo e interés irán centrados en mantener estas acreditaciones y asumir nuevos retos que aporten valor a nuestros clientes y por tanto a la sociedad de Málaga”, señala el Director General de Mercamálaga, Jaime Touchard.

Por otra parte, desde el inicio de la pandemia COVID-19, MERCAMÁLAGA ha venido trabajando de manera coordinada con MERCASA y el conjunto de Unidades Alimentarias de la red, en la aplicación de un Plan de Continuidad Operacional dotado de una serie de medidas urgentes dirigidas a garantizar el mantenimiento de las condiciones higiénico-sanitarias, y salvaguardar la continuidad operacional de los Mercados Centrales como actividad esencial.

La mejora y el control de dichas medidas por parte de la red de Unidades Alimentarias de MERCASA se ha documentado en una batería de protocolos de buenas prácticas contra la COVID-19, que ha sido recientemente reconocida por parte de AENOR mediante el correspondiente certificado.

Todas estas certificaciones, avalan de manera satisfactoria el trabajo de un equipo humano, y el enfoque permanente de MERCAMÁLAGA hacia una óptima gestión de los procesos, su compromiso con los mayoristas y con todos sus grupos de interés, así como también un escrupuloso respeto por los requisitos en materia de medioambiente, seguridad y salud en el trabajo, y la consiguiente legislación de aplicación.

“Durante 2021, MERCAMÁLAGA mantendrá su compromiso con las certificaciones indicadas, y, además, renovará su apuesta por la Excelencia mediante la evaluación para el reconocimiento conforme al modelo EFQM, en su versión más reciente”, asegura el Director General de Mercamálaga.