El Hospital Virgen de la Victoria de Málaga participa en ZZFIRST, un ensayo clínico impulsado por Medsir para pacientes con cáncer de próstata metastásico hormonosensible que no son candidatos a tratamientos con fines curativos.

«Este nuevo estudio, que actualmente se encuentra en fase de reclutamiento de pacientes, evaluará la actividad antitumoral de la combinación de talazoparib, un fármaco inhibidor de una proteína llamada PARP, con enzalutamida y terapia de supresión de andrógenos, dos de las terapias estándar utilizadas en cáncer de próstata avanzado», explica la doctora Elena Castro, oncóloga médica del Virgen de la Victoria.

El cáncer de próstata es el tumor más frecuente en hombres en España con una estimación de 35.764 nuevos diagnósticos en 2021. La mayoría de los casos se detectan en estadios iniciales y son curables. Sin embargo, entre un 5 y un 10% de los casos se detectan cuando ya ha invadido otros tejidos del cuerpo, lo que se conoce como cáncer de próstata metastásico. Para estos casos no existen opciones curativas, por lo que el objetivo de los tratamientos actuales es alargar la supervivencia de los pacientes y preservar su calidad de vida. En los últimos años, las terapias dirigidas contra PARP, una proteína involucrada en el proceso de reparación del ADN dañado del interior de las células, han supuesto uno de los mayores avances en el tratamiento del cáncer. Este tipo de terapias atacan las células cancerosas en pacientes que presentan determinadas mutaciones genéticas que impiden reparar las alteraciones.