El trabajo a distancia es ya una realidad para muchos trabajadores que han visto cómo sus empresas les daban la libertad de decidir desde dónde realizar su trabajo. Una flexibilidad laboral que ha supuesto para muchos países la oportunidad de atraer talento internacional para contribuir a su economía y desarrollo. De hecho, España es uno de los más demandados por los nómadas digitales gracias a su excelente clima y a las facilidades de encontrar alojamiento, sus buenas conexiones y su calidad de vida. Y en España, la ciudad de Málaga destaca y ha aumentado un 442% en un año la demanda para vivir y teletrabajar en la capital de la Costa del Sol.

Según los datos recogidos por Homelike, plataforma de alquiler de alojamiento, la demanda de viviendas por parte de nómadas digitales creció un 291% el pasado mes de agosto en toda España, con respecto al mismo periodo de 2020, y la estancia media fue de 92 días. Samuel Toribio, Country Manager de la compañía en España, señala que “además, la moderación de precios experimentada a lo largo del último año en el mercado del alquiler en ciudades como Madrid y Barcelona, donde los precios medios cayeron entre un 6% y un 7% con respecto a 2020, ha favorecido que muchos nómadas digitales contemplen España como destino”. Los datos recogidos por la compañía señalan que Valencia es la ciudad española que ha experimentado un mayor incremento en la demanda de alojamiento de nómadas digitales, con un 545% de crecimiento. Seguida de Barcelona, donde la demanda aumentó un 450% y Málaga, con un 442%.

A estos tres destinos, les siguen Alicante, que incrementó la demanda de alojamiento un 300%, Sevilla que la aumentó un 240% y Madrid, que experimentó un aumento de la demanda de alquiler de viviendas por parte de nómadas digitales de un 231%.

Las nacionalidades de los nómadas digitales en España.

Además, Homelike también recoge las nacionalidades de quienes se trasladan hasta nuestro país para trabajar a distancia. Así, los profesionales extranjeros que más eligen España son franceses, americanos y alemanes. Mientras que, por ciudad, las nacionalidades se reparten de la siguiente manera: en Valencia encontraremos mayoría de nómadas digitales procedentes de Italia, Francia y Alemania. En Barcelona, hay mayoría de alemanes, americanos e ingleses. Mientras que Málaga es la favorita de ingleses, alemanes y franceses.

Por otro lado, la mayoría de los nómadas digitales que eligen Alicante proceden de Inglaterra, Francia y Alemania; Sevilla la eligen preferentemente profesionales de Francia, Inglaterra e Italia y, por último, en Madrid encontraremos trabajadores a distancia que vienen de Francia, Italia y Alemania.

Por último, desde la compañía, señalan que de cara al próximo año, “se espera que se duplique el número de nómadas digitales en 2022 gracias al impulso por el nuevo visado y la apertura de más edificios encarados a este público”.