La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha recordado este martes de que el decreto de sequía, que no está activo en la provincia, se pondría en marcha en el momento en el que se viera comprometido el uso del consumo humano.

Al respecto, ha recordado que cuando eso ocurra recursos como, entre otros, los del río Chillar, "entrarían a forma parte de la red de abastecimiento de los municipios del sistema de Viñuela" y "como ese hay diferentes recursos adicionales que se sumarían a lo que ya hay de forma urgente por esa activación del decreto de sequía", insistiendo en que no está todavía en vigor.

Los siete embalses de la provincia de Málaga afrontan el año hidrológico, iniciado el pasado viernes, 1 de octubre, al 40,16% de su capacidad, con menos agua almacenada que hace un año, según los datos de la red Hidrosur. En este sentido, en el recién inaugurado año hidrológico los embalses de la provincia acumulan a día de hoy 247,75 hectómetros cúbicos, frente a los 323,32 de hace justo un año.

Por otro lado, Navarro ha valorado la gestión del actual Ejecutivo regional, que "ha sido diligente en cuanto a tomar medias preventivas y hacerlo con carácter ya previo desde hace varios meses".

Así, ha recordado que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, estuvo hace algunos meses en el inicio de las obras del baipás de Churriana, que "está actualmente al 60 por ciento de ejecución, con un presupuesto de 1,4 millones de euros".

"Es lo que permitirá bombear agua de la zona donde mas llueve, que es la zona occidental de la provincia, el pantano de La Concepción, a esta parte de la provincia, que es la más seca" --en referencia a la Axarquía--.

De igual modo, se ha referido a las obras de emergencia, reparando túneles y presas del sistema de La Viñuela: "Ya llevamos meses haciéndolo, y son reparaciones que eran necesarias porque el estado de deterioro que tenían esos túneles estaban impidiendo que todo el agua que tiene que verter al pantano de La Viñuela llegara como tiene que llegar a esa infraestructura de almacenamiento de recursos hídricos".

En concreto, ha precisado la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, las obras están al 30 por ciento de ejecución y cuenta con un presupuesto de más de medio millón de euros.

Navarro, además, ha recordado también que el Gobierno andaluz está "en una revolución verde", que entre otras cosas "va a permitir algo que deberíamos haber previsto hace mucho tiempo, y es que las depuradoras sean fuentes de recursos hídricos adicionales para nuestra agricultura".

En marcha la primera obra de emergencia del decreto de sequía para la presa de la Viñuela

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado al Consejo de Gobierno de que se ha declarado de emergencia la ejecución de las obras de acondicionamiento de los vasos de embalse de las presas de derivación y los túneles del sistema de explotación Viñuela-Axarquía, en la provincia de Málaga; en marcha desde el pasado mes de agosto.

Estas actuaciones, declaradas de interés de la comunidad autónoma este mismo año, forman parte de las medidas previstas por la Junta de Andalucía en el decreto de sequía aprobado en junio "para acometer de forma ágil obras dirigidas a prevenir o paliar los efectos de un déficit hídrico, especialmente en las zonas declaradas en situación excepcional de sequía".

En concreto, se trata de las primeras obras del decreto de sequía que desarrolla la Dirección General del Infraestructuras del Agua y se pusieron en marcha el pasado mes de agosto. El presupuesto de adjudicación de estas actuaciones asciende a algo más de 566.000 euros.

Este dinero se destina a la retirada de áridos de los vasos de presas de derivación y la limpieza de los lodos acumulados en el túnel de la margen izquierda. Además, esta inversión incluye también la reparación estructural del túnel de la margen derecha y la asistencia técnica a la dirección de la obra y la coordinación de seguridad y salud de los trabajadores implicados en estas actuaciones.

El objetivo de estas obras de emergencia es extraer la arena que se han ido acumulando en los vasos de los embalses para que el agua llegue lo más limpia posible a los aliviaderos de entrada de los túneles de trasvase hasta el embalse principal del sistema y, de esta forma, aprovechar al máximo el agua de lluvia, según ha informado la Junta de Andalucía.

Además, estas mejoras, han añadido, "contribuirán a evitar pérdidas de recursos hídricos en una zona en la que, actualmente, se registra una carencia que ha llevado a declarar la situación de excepcional sequía en la comarca malagueña de La Axarquía".

El sistema de explotación Viñuela-Axarquía incluye el embalse de La Viñuela, que regula las aguas del curso medio y alto del río Guaro. Asimismo, está formado por ocho presas de derivación y trasvase que recogen las aguas de los afluentes y subafluentes de este mismo río aguas abajo de La Viñuela para conducirlas hacia el embalse principal a través de dos túneles de trasvase ubicados a cada una de las márgenes del Guaro.

Durante los períodos de lluvia de los últimos años, se han ido acumulando en los vasos de los embalses de estas presas gran cantidad de lodos y arena como consecuencia de los arrastres que producen las frecuentes avenidas de los ríos sobre los que se ubican.

La acumulación de este material reduce la capacidad del embalse y la funcionalidad de las presas como arenero, riesgos a los que se suma la posibilidad de que el material depositado en las infraestructuras pueda llegar, incluso, a atorar los túneles de trasvase. Asimismo, la acumulación de áridos inutiliza los desagües de fondo en las presas porque la toma de caudal ecológico y la reja de la boca de entrada, en los embalses que disponen de este dispositivo, quedan cubiertos por la arena.