El grupo agroalimentario Confectionary Holding, de origen alicantino y propietario de marcas de dulces y turrones tan conocidas como 1880, Doña Jimena y El Lobo, abrirá una tienda en la calle Granada de Málaga capital en el plazo de aproximadamente un mes. El establecimiento estará situado en el número 15 de esta vía, haciendo esquina con calle Ángel, y tiene unos 80 metros cuadrados. La operación de alquiler del local ha sido asesorada por la consultora malagueña de servicios inmobiliarios Eurobienes.

Según han explicado a este periódico fuentes comerciales, el desembarco de Confectionary Holding en Málaga responde a la estrategia de la empresa de incrementar la venta de sus productos a través de tiendas propias. La firma, especializada en agroalimentación dulce y fabricación de diversos productos con base de almendra y miel, ya tiene espacios de este tipo en Madrid y en algunas otras capitales, y considera que Málaga es una de las primeras plazas en las que debe continuar esta expansión. La apuesta por la capital malagueña es además a largo plazo, ya que se ha suscrito un contrato de alquiler de larga duración.

Confectionary Holding viene apostando desde hace varios años por la innovación en su sector, tanto con nuevos productos como con nuevas presentaciones de los clásicos. La firma está también creciendo en otras categorías de alimentación dulce no navideña para estar presentes en el mercado durante todo el año, aunque la época más fuerte siga siendo la Navidad. De hecho, la apertura en Málaga se realizará justo cuando arranca el periodo álgido de precampaña navideña.

Los orígenes familiares de la compañía se remontan a hace casi 300 años, e incluyen ya a once generaciones de maestros turroneros y dulceros. Confectionary Holding exporta sus productos a más de 40 países de todo el mundo.