El Black Friday, el Cyber Monday, la Navidad y las rebajas de año nuevo es el itinerario que los negocios de ventas realizan cuando se acerca el final del calendario anual para atraer las compras de los consumidores. Ante este carrusel de campañas comerciales, la Unión de Consumidores de Málaga ha impartido el taller 'Consumo, luego pienso' en el que ha recopilado una serie de consejos para no adquirir productos compulsivamente y obtener solo lo necesario. El mensaje principal que lanzan desde la asociación es que se debe "apostar por el consumerismo", que consiste en darle la soberanía y capacidad de decisión al consumidor para defender sus propios intereses, es decir, ser consciente de las cosas que realmente son necesarias. Poner un filtro en la necesidad de despertar una conciencia crítica y tener una actitud responsable ante el bombardeo en el que se aprovechan las plataformas para arañar unos clientes, "que compremos, que compremos y que volvamos a comprar" es el mensaje que advierte la asociación que dan las compañías.

Como recomendaciones a seguir para la época de compras que se avecina, la asociación ha recomendado elaborar una lista real de necesidades, hacer la pregunta de qué cosas necesitamos; también establecer un presupuesto y límites (cuánto podemos desembolsar), para así tener un control del gasto aunque pueda modificarse levemente ese tope. Otro punto a tener en cuenta es la comparación de precios entre establecimientos, algo que consideran desde la unión de consumidores como "fundamental para ser un buen consumidor", que puede servir para conocer la diferencia de precios. Por último también destacan un uso razonable de la tarjeta de crédito para evitar sustos al mes siguiente tras ver los cargos.

La previsión es otro apartado importante porque se ha hecho especial mención a los posibles engaños que puedan darse en algún establecimiento. El ejemplo que han puesto lo evidencia, como comparar el precio que normalmente tiene un frigorífico y luego el que tiene en el Black Friday. "Si está antes a 600 euros y cuando llega el viernes negro vemos que pone que el precio anterior era 700 y el actual 600, si he hecho el trabajo de previsión podremos comparar realmente si me estoy ahorrando algo o si la oferta merece la pena", han explicado, y recalcan que es recomendable especialmente para aquellas personas que tengan muy claro qué quieren comprar.

Otros consejos son desconfiar de productos ganga muy baratos, conservar la publicidad de aquello que se quiera comprar para que si no coincide el precio del folleto con el de la tienda poder reclamarlo, y por último solicitar el ticket, por si se pierden productos que se han pedido por encargo y no han llegado, porque sirve de justificante de que se ha pagado.

Compras online

De cara a la seguridad en las compras online han advertido que hay que prestar atención a la web y adquirir los productos en sitios de confianza, es decir, aquellos en los que se indiquen lo datos del vendedor, las condiciones de compra o cómo reclamar. También habría que revisar el aviso legal de las páginas, que a juicio de la asociación "muchas veces no visitamos, pero que es muy útil porque va a dar la señal de si la empresa se quiere dar a conocer y las facilidades que dan al consumidor".

Otra señal de confianza sería la aparición del candado en la barra de búsqueda, en la parte superior, en la dirección del dominio, además de que este empiece por "https". Otro consejo sería mirar las reseñas que aparecen en el portal de compra antes de efectuarla, aunque dejan claro que no es un factor que hay que creerse completamente, porque esos comentarios pueden estar manipulados. La atención a la letra pequeña es también destacable en todo lo que se compre porque siempre hay que aceptar sus condiciones, se debe le echar un vistazo porque muchas veces lleva a dar el consentimiento a suscripciones, renovación a servicios y contratación de productos asociados y el usuario no lo aprecia por no leerla.

Derecho de desistimiento

Algo que muchos consumidores no conocen es el derecho de desistimiento, que da la posibilidad de que en los contratos a distancia el consumidor se pueda arrepentir, es decir, la posibilidad de dejar sin efecto el contrato celebrado, algo que se haya comprado o un servicio contratado pero siempre en los que la obtención haya sido fuera del establecimiento. Para desistir siempre se debe hacer por escrito, porque debe poder demostrarse y que quede registrado y deje rastro, y en el plazo de 14 días naturales desde la recepción del bien. Para hacer esta acción el usuario no tiene que pagar a la empresa ni justificarle la decisión.

Pero hay una serie de excepciones que desde la unión de consumidores destacan. Aquellos productos o servicios que quedan excluidos de este derecho son los de artículos hechos a medida, la prensa diaria o publicaciones periódicas como revistas, y también las entradas a conciertos o billetes de avión, porque entran en la categoría de "servicios de alojamiento, transporte de bienes, alquiler de vehículos, comida o servicios relacionados con actividades de esparcimiento".

Estudio de consumo

La Unión de Consumidores de Málaga ha aprovechado el taller para presentar un estudio sobre el consumo acerca de cómo se compra en esta época del año. El 42,5 % ha afirmado que comprará en el Black Friday, un porcentaje al alza en los últimos años, mientras que el 27,5 % está en duda. En cuanto a las adquisiciones navideñas, el 80 % asegura que participará en ellas, mientras que el 12,5 % no lo tiene claro. El 81,8 % de los encuestados reconoce adelantar sus compras de Navidad para fraccionar el pago en varios meses y el Black Friday supone un incentivo para adelantar esos pagos en el 48,6 %.

A la pregunta de si se organizan previamente estas adquisiciones, el 54,1% responde afirmativamente, y en cuanto al presupuesto, el 59 % dice que que es igual que el del año pasado, mientras que el 32,4 % asegura que es inferior, frente al 8,1% que afirma ser superior. El 35,1% cree que gastará entre 200 y 300 euros, el 32,4% piensa que tendrá un desembolso de entre 100 y 200 euros, el 24,3% considera en dejarse más de 300 euros, y el 8,1% prevé expender no más de 100 euros.

El 91,9% asegura que nunca ha tenido problemas en el Black Friday, frente al 8,1% que sí de dice haberlos tenido. De los que sí han apreciado incidencias, todos piensan por igual en que ha sido o bien por errores en el precio, engaños con el descuento o por saldos y taras.

El 10,8% realizará todas sus compras online, el 24,3% solo físicamente, y el 64,9% de ambas formas según los encuestados. De los que las hacen online, el 52% dice que es porque ve que hay mejores precios comparado con las tiendas físicas, aunque también es otro motivo recurrente que es para evitar aglomeraciones, también para el 52%. La comodidad es otro factor para el 48%, mientras que el hecho de que sean más baratos los bienes y hay mejores ofertas es para el 40%, la falta de tiempo para hacerlas presencial es otra justificación para el 36%, que hay una mayor variedad de productos lo piensa el 20 %, y que hay un menor riesgo sanitario el 16 %, por último, que hay falta de establecimientos en su municipio es un motivo para el 12%.

La ropa y calzado la adquiere el 73% de los participantes en el estudio; los juguetes, el 56,8%; la electrónica, el 51,4%; la alimentación, el 29,7%; la belleza y salud, el 27%; y los electrodomésticos, el 21,6%.