La inestabilidad laboral que puede generar la empresa privada a sus trabajadores ha hecho que miles de andaluces se refugien en el empleo público, por lo que el número de opositores se ha disparado en los dos últimos años. Los principales factores que han generado este crecimiento han sido, por un lado, los despidos masivos ocurridos a raíz de la pandemia y, por otro, el efecto llamada provocado por la mayor convocatoria de empleo público en España, que se resolverá a lo largo de 2022 y 2023.

Ejemplo de ello son los 98.271 opositores citados en todo el país ayer sábado que aspiran a conseguir una plaza en la Administración del Estado. En Málaga se examinaron 6.006 estudiantes, al ser una de las 21 sedes provinciales donde se celebran los exámenes.

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Málaga, este aumento en la oferta de empleo público se ha producido porque las tasas de reposición han estado congeladas. La Administración tenía un déficit de funcionarios, y hasta hace dos años no se han reactivado las convocatorias.

Previsión de plazas

Desde la Academia de Oposiciones MasterD de Málaga indican que: «Es imposible calcular el número exacto de plazas que van a salir. Cuando se ofertan en el BOE, la Administración tiene 2 años para convocarlas, así que en 2022 se están convocando algunas de 2020 y 2021». Para orientar a las personas que aspiran a acceder al empleo público, el Ministerio de Hacienda y Función Pública ha realizado una previsión de las plazas que se van a convocar. Estima que el número total por acceso libre es de 11.555, y el de promoción interna, 8.218.

«Como el Gobierno ha aprobado el mayor número de ofertas de empleo público de la historia, mucha gente ha decidido opositar», explica Soraya Bazago, directora de MasterD Málaga. En concreto, ellos han percibido un aumento de alumnos del 35% entre 2019 y 2021. «Además, muchas personas despedidas durante la pandemia se han puesto a estudiar para encontrar algo fijo», agrega.

7

Más de 6.000 aspirantes se examinaron este sábado en Málaga Gregorio Marrero

Otro perfil de opositor

Esa fragilidad laboral provocada por la crisis ha hecho que el perfil del opositor varíe. «Antes la edad de los opositores era de entre 18 y 35 años, pero ahora se ha abierto la horquilla y hay personas de hasta 55», aclara el director de la Academia de Oposiciones Jesús Ayala. Por su lado, Bazago pone un ejemplo: «Hemos tenido un alumno de 50 años al que han despedido hace poco y quería conseguir las oposiciones para mejorar su jubilación».

La enseñanza online ha sido otro motivo también derivado de la pandemia que ha cambiado el tipo de personas que deciden opositar. Ismael Corredera, director de Líder Opositor, asegura que la formación a distancia permite que opositar sea accesible para más personas. «Muchos de nuestros estudiantes están trabajando, pero ahora con las clases grabadas el estudio se hace más flexible. Estas herramientas ya estaban en la mayoría de las academias, pero la pandemia ha acelerado su implantación», explica.

Retraso en las convocatorias

Corredera también advierte de la demora en algunas convocatorias a causa de la pandemia: «Hay muchos organismos que en circunstancias normales ya habrían hecho exámenes. Por ejemplo, la Junta acumula un atraso de 3 años en las oposiciones a administrativo». Un ejemplo de ese retraso son las oposiciones a Administrativo de Estado que se van a celebrar este mismo sábado y que deberían haberse resuelto ya.

Jesús Ayala explica que para solucionar estas demoras se están unificando las pruebas: «En la convocatoria anterior se hicieron dos exámenes, uno de teoría y otro de práctica informática, y ahora se van a hacer los dos juntos para agilizar el proceso».

Administración: Las oposiciones más populares en Málaga

Según las academias de oposiciones malagueñas, las más solicitadas por sus alumnos son las relativas a los Cuerpos de la Administración (tanto a nivel estatal como de las administraciones autonómicas y los ayuntamientos), seguidas de las del SAS (Servicio Andaluz de Salud), las de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las de personal de servicios y de Correos.

«Cuando los opositores no tienen una vocación muy clara suelen elegir las que cuentan con más plazas, porque son las que tienen más posibilidades de conseguir», explica Soraya Bazago, directora de la academia MasterD de Málaga.

José Serrano: La octava nota más alta de Andalucía

José Carlos Serrano Sánchez, nacido en Torre del Mar, consiguió el verano pasado a sus 24 años la octava nota más alta en Andalucía para Educación Secundaria en la especialidad de Matemáticas. «Siempre me han gustado las mates, y ahora que tengo un puesto fijo estoy encantado», explica.

Sobre cómo se organizaba para estudiar cuenta que lo compaginó con dar clases en un instituto, y cuando se le pregunta si sentía presión aclara que no: «Yo soy muy tranquilo en ese aspecto. Iba estudiando, primero en una academia y después con un preparador. Veía que me lo sabía y estaba bastante relajado».