El muelle 2 del Puerto de Málaga acoge desde este mediodía el innovador yate 'Olivia O', que ha revolucionado el diseño de buques, con un casco inspirado en los barcos vikingos y que ha demostrado unas grandes prestaciones en la navegación en los mares árticos. El yate, propiedad del multimillonario israelí Eyal Ofer, tiene 88 metros de eslora y estará hasta este miércoles al mediodía.

El elemento principal del diseño es su proa, que asemeja a la quilla de un barco y da la impresión de que ha volcado. Está especialmente diseñado para viajes de exploración, ya que permite reducir la inclinación en aguas con oleaje pesado y mejora la posibilidad viajar con mayor comodidad a velocidades más rápidas, pudiendo alcanzar los 19 nudos. Actualmente se ofrece para su alquiler para viajes de mucho lujo, ya que su dueño, Eyal Ofer, tiene una naviera dedicada a este segmento.

El 'Olivia O' fue construido en Ulstein, un astillero noruego especializado en embarcaciones comerciales, transbordadores y barcos de trabajo. Comenzó su construcción en 2016 y su desarrollo estuvo rodeado de mucho secretismo, ya que hasta que no fue botado apenas se conocían detalles de su diseño.

Además de su diseño, este yate destaca por ser uno de los más lujosos, con capacidad para 50 personas entre invitados y tripulantes, aunque lo habitual es que acoja hasta 12 pasajeros y 24 tripulantes. Las personas alojadas en su interior pueden disfrutar de servicios como un cine, un spa, un gimnasio con sala de vapor, zona de barbacoa, aire acondicionado, Wifi, una piscina de 10 metros y hasta un helicóptero.

La amplia suite principal se encuentra en la cubierta superior con una zona de dormitorio y vistas panorámicas desde las ventanas envolventes orientadas hacia la proa. La cubierta superior cuenta con la suite VIP delantera, que también cuenta con un salón privado con una enorme pantalla de televisión.