El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal ha denunciado el ataque con perdigones a varios gatos de una colonia en Málaga, en el que uno de ellos murió por rotura intestinal y peritonitis a causa de los perdigonazos.

La gestora responsable de la colonia ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil y ya se busca al responsable del ataque. Los informes aportados por la denunciante muestran la presencia de numerosos balines alojados en los cuerpos de varios gatos, algunos incrustados hasta el punto de necesitar intervención quirúrgica. Uno de ellos ha perdido un ojo al haber recibido un tiro muy próximo al globo ocular.

Los hechos denunciados pueden ser constitutivos de delito al ser el gato un animal doméstico cuyo menoscabo de la salud o muerte intencional está penado. Se desconoce el número total de gatos afectados por los disparos, ya que se encuentran en libertad en una zona pública donde su control es limitado, lo que hace que varios felinos que se presuponen con restos de los perdigones en su cuerpo no hayan podido ser capturados ni revisados por un veterinario.

Radiografía de uno de los gatos con restos de perdigones

PACMA ha solicitado que toda persona que pueda tener indicios sobre la responsabilidad de estos hechos se ponga directamente en contacto con la comandancia de la Guardia Civil de Málaga con el fin de agilizar la investigación. El partido sostiene que se trata de otro ataque a una colonia felina que se suma a todos los que se han documentado a lo largo del año en otros puntos del país, siendo los más relevantes registrados los de Salamanca, donde quemaron casetas, y Benidorm, donde envenenaron a una colonia de 100 individuos.