Correos ha ampliado su flota de motos eléctricas en la provincia de Málaga dotando de un total de 23 nuevas motos a las unidades de reparto número 2, 3 y 11 de la capital, nueve a la unidad de distribución de Fuengirola, ocho a la de Mijas Costa y diez a la de Torremolinos.

Con la incorporación de estas 50 motos, la empresa postal dispone ya de 113 vehículos eléctricos en la provincia. Así, con un total de 400 unidades, 141 de ellas en Andalucía, Correos ha ampliado su flota de motos eléctricas de la Cargo Pro de NUUK.

Este modelo está considerado como el primer vehículo ciberseguro tras haber superado el test que avala el suficiente grado de ciberseguridad conforme a los requisitos especificados en la normativa Unece/R155, según el procedimiento y metodología ESTP desarrollado por Eurocybcar, han indicado desde Correos en un comunicado.

Han valorado que Correos avanza así "en su apuesta por la movilidad sostenible para el reparto en la última milla con la progresiva incorporación de vehículos eléctricos a su flota". Para finales 2022, la empresa contará con un total de 2.700 vehículos ecológicos --cerca de 2.400 vehículos eléctricos y más de 300 híbridos--, "lo que le convierte en una de las mayores flotas eléctricas y de cero emisiones del sector de la distribución en España".

Estos vehículos ligeros incluyen una protección ante posibles ataques de ciberdelincuentes, que pueden llegar a modificar fácilmente parámetros que controlan la potencia del motor para sobrecalentarlo y provocar un incendio; manipular el sistema de frenado y bloquearlo; conectarse a la centralita del vehículo para obtener datos del usuario y de las rutas que ha realizado, e incluso robar el vehículo.

Así, han incidido en que como muestra de su compromiso por la innovación y la ciberseguridad, Correos ha ampliado a su flota de motos eléctricas que incorporan la solución de la 'start-up' vizcaína NUUK Mobility Solutions (NMS), la primera firma de automoción del mundo en obtener el certificado de Ciberseguridad para Vehículos en uno de sus desarrollos, tras haber superado la auditoria de Aenor.

Estos vehículos ligeros eléctricos, que cuentan con autonomía máxima de 120 kilómetros y pueden incorporar un baúl de gran capacidad (hasta 180 litros), también incluyen servicios de telemetría y geolocalización.

Las motos incorporan un sistema que facilita la monitorización automática y el registro de las mediciones, así como el envío de alertas o alarmas al centro de control, con el fin de que el funcionamiento sea seguro y eficiente. Esta herramienta analiza los usos de la flota de Correos para ajustarse a sus necesidades concretas y particulares en cada momento.