Hay historias que merecen ser contadas una y otra vez: una de ellas es la de Francisco Camacho, el malagueño que volvió a la vida gracias a una operación única en su campo que llevo a cabo el equipo médico del Hospital Regional Universitario de Málaga en mayo de 2022.

Ahora, nueve meses después de la intervención que le salvó la vida, la experiencia de este hombre se ha convertido en un caso ejemplar para defender la financiación y la apuesta de la ciudadanía por una sanidad pública de calidad: el corte de los informativos de Radio Televisión Española donde se entrevista a Francisco Camacho y a José Valderrana, el cirujano del Hospital Regional de Málaga, ya ha superado las 24 mil reproducciones en una publicación del periodista Juan Miguel Garrido.

Málaga, sede de un hito único para la sanidad

Francisco Camacho tiene 73 años y volvía de comprar con su mujer, Julia, cuando chocó a escasos 100 metros de su casa en Alfarnatejo: la colisión frontal contra otro vehículo le rompió el corazón, literalmente, al impactar el volante contra el tórax, provocando un agujero de 5 centímetros que estuvo a punto de arrebatarle la vida.

Tras una operación de vida o muerte, el equipo médico consiguió repararle el agujero en el corazón gracias a un parche de pericardio bovino a las paredes del ventrículo, una membrana que no tenía desde que con 14 años también lo intervinieron en Madrid. Según explica Valderrana, "esos parches son creados exprofeso, únicamente para esta cirugía, en otros países que están criadas solo para eso".

"Que hoy hay muy buenos médicos, muy buenos especialistas: conmigo han hecho una obra de arte. No tengo con qué pagarle", contaba Camacho en la televisión pública.