TikTok puede ayudar a la educación. Así lo señala un estudio realizado por la Universidad de Málaga en el que se analizan los efectos positivos que tiene esta plataforma en el proceso de enseñanza 

Esta investigación ha demostrado los beneficios que puede llegar a tener en el proceso de aprendizaje el uso de la red social, mediante la creación de vídeos cortos de entre quince segundos y un minuto de duración.

El estudio se llevó a cabo en alumnos del segundo curso del grado de Estudios Ingleses de la UMA, a lo largo del curso académico 2020/2021. Como parámetro principal, la investigación se centra en el análisis de la motivación y el aprendizaje que experimentaron los estudiantes implicados

Los investigadores del Departamento de Filología Inglesa, Francesa y Alemana Salomé Yélamos Guerra, María García Gámez y Antonio Jesús Moreno Ortiz, autores de este trabajo, seleccionaron una muestra formada por 69 participantes: una mayoría de mujeres (74%) con edades comprendidas entre los 19 y 30 años, y de hombres entre los 19 y 27 años.

Cómo se llevó a cabo este proyecto 

Para llevar a cabo este estudio el alumnado implicado tuvo que realizar un video de un minuto máximo de duración —para cumplir con los parámetros de esta plataforma—, que no estuviese grabado en el entorno universitario, y cuya temática se centrará en uno de los temas propuestos, integrados en la asignatura de Historia y Civilización de las Islas Británicas.

Tras la elaboración del material, se analizó y se midió el éxito de la tarea a partir de un cuestionario online de 16 preguntas donde los estudiantes pudieron evaluar su experiencia. 

Entre ellas hubo cuestiones para medir el grado de acuerdo o desacuerdo de forma numérica (del 1 al 5), a través de diversas variables (sí/no o verdadero/falso) o a partir de la elección de cuatro categorías diferentes.

"Los resultados obtenidos en este estudio son muy positivos y muestran una gran aceptación por parte del alumnado, que considera que el aprendizaje compuesto por un alto componente digital y relacionado con elementos de moda, como es el TikTok en la actualidad, los motiva e implica de manera fructífera y efectiva, fomentando el aprendizaje de manera significativa", señala la investigadora Salomé Yélamos Guerra.  

Por otra parte, los investigadores destacan que el uso de redes sociales con fines educativos parece ayudar a interiorizar los contenidos, a mejorar las habilidades de investigación, el desarrollo de habilidades digitales y personales, relacionadas con la autonomía. 

No obstante, aluden a que en el caso de que el alumnado no quiera hacer uso de las redes sociales o no esté familiarizado con las mismas, deberían ofrecerse otras alternativas. En el caso de la tarea propuesta, por ejemplo, se les permitió crear TikToks con voz en off, sin mostrarse ante la pantalla.

Además,  las conclusiones del estudio evidencian la efectividad de las herramientas TIC para los estudiantes de educación superior, cuyas tecnologías han tenido un papel relevante en su vida desde la infancia, influyendo en su manera de pensar y aprender, tal y como reflejan algunos de los datos de la investigación.

El uso de las TIC y el papel de los docentes

Por otro lado, la profesora Yélamos Guerra también apunta al rol de los docentes en este proceso que, según afirma, deben tener un papel proactivo y colaborativo en referencia al uso de las TIC y las nuevas metodologías en el aula.

"Esto no implica que se dejen totalmente de lado otro tipo de metodologías más tradicionales, sino que se compaginen de una manera factible, ya que las TIC y las redes sociales motivan de manera muy positiva al alumnado", concluye la investigadora.