Los sótanos del Hospital Civil fueron testigos de los inicios de la Facultad de Medicina de Málaga. También el aula situada bajo la torreta del reloj albergó las clases a los primeros médicos titulados en nuestra ciudad. Corría el año 1971 cuando esta facultad comenzaba a dar sus primeros pasos entre las paredes de este centro hospitalario. Cincuenta años y 46 promociones después, la Universidad de Málaga (UMA) celebra el 50 aniversario de una de sus dos facultades pioneras.

Junto a la Facultad de Económicas, de la Medicina fue la primera que se erigió en el Campus de Teatinos. El número de estudiantes que ansiaban cursar los estudios de medicina crecía de forma inasumible, por lo que la necesidad de construir un edificio que acogiese a todos estos alumnos era imperiosa. Sería en el año 1978 cuando se inaugurara el edificio, de arquitectura palaciega, por el que 44 años más tarde se han formado más de 6.800 médicos y médicas.

No sin dificultades, la Facultad de Medicina de Málaga ha ido escribiendo su historia. Imagen viva del desarrollo de la Universidad de Málaga, numerosos hitos marcan la trayectoria de esta facultad. Su construcción debía acompañarse de un hospital universitario con una clara figura docente. En abril de 1989, durante un primaveral sábado, ocho ambulancias, escoltadas por policías, trasladaron los primeros enfermos del Hospital Civil al recién inaugurado Hospital Universitario Virgen de la Victoria. Los planos originales de este centro cuelgan en la facultad que promovió su creación.

Desde entonces, esta facultad no ha dejado de crecer. La presencia de estudiantes en los centros sanitarios ha ido aumentando de forma progresiva. El Hospital Regional de Málaga crecía en edificio, asistencia, calidad y en una mayor implicación en la formación. De ahí nace la figura de los tutores clínicos, contando Málaga con 1.200 profesionales en este área.

Modificación de los planes de estudios, unas 1.500 tesis doctorales defendidas en una clara apuesta por la investigación o el compromiso del estudiantado en los primeros meses de la pandemia, cuando se solicitó el apoyo de los estudiantes de los últimos cursos de enfermería y medicina para ayudar en primera línea de batalla. Estos hitos recientes se suman a los 50 años de historia que hoy celebra la Facultad de Medicina.

«Dicen que las personas pasan pero las instituciones permanecen. La historia de la Facultad de Medicina apenas está comenzando y nosotros tenemos el honor de ser protagonistas de lo que hoy siguen siendo sus inicios. Tenemos por delante un reto ilusionante», trasladaba Pablo Lara, decano de la Facultad de Medicina, durante el acto de celebración de San Lucas, patrón de los médicos.

Un día de San Lucas especial, aseguraba antes de comenzar a narrar la historia de este medio siglo. La Facultad de Medicina vuelve a celebrar este día tan especial después de dos años sin celebración por el Covid-19. Ahora, y después de que una crisis sanitaria de tal magnitud manifestara el importante papel del personal sanitario, regresa una de las tradiciones más importantes de la facultad.

Y lo hace en un año más que especial. La Universidad de Málaga celebra hoy los 50 años de la Facultad de Medicina. Un total de 6.810 alumnos matriculados en las 46 promociones que han ido pasando por la escalinata de esta facultad. Recuerdos y agradecimientos se sucedieron durante el acto de celebración. En él, además, se entregaron numerosas condecoraciones a catedráticos, profesores titulados, personal de gestión y servicios y a profesores asociados.

Del mismo modo, se hicieron entrega de los premios al mejor Doctorado de los últimos tres años y al mejor Expediente de las tres últimas promociones. Paloma Gallego Fuentes, Gonzalo García Martín y Pedro Fernández Martín son los protagonistas de estos últimos. Estos tres malagueños salieron por las puertas de la Facultad de Medicina para ponerse al servicio de la sociedad, como lo seguirán haciendo, por muchos años más, todos aquellos que se formen en ella.

17

La celebración del 50 aniversario de la Facultad de Medicina, en imágenes Álex Zea

También se entregaron las Medallas de Honor del centro a la vicerrectora de PDI, Yolanda García Calvente, y al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre. «La Facultad de Medicina es una facultad de éxito que ha sabido colocarse en un ranking muy bueno en España», felicitaba el regidor en un vídeo grabado el pasado sábado, pues De la Torre no pudo asistir al acto.

A la celebración también acudía el delegado de Salud en Málaga, Carlos Bautista: «Estos 50 años son un gran acontecimiento en un momento muy importante. En Andalucía tenemos un déficit de profesionales y de especialistas muy grande. Tenemos que formar a más médicos vocacionales y facilitar el acceso a las facultades a todas aquellas personas que tienen esa vocación de servicio».

En esta misma línea, el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, recuerda el papel de servicio social que tiene la UMA: «Esta es una universidad pública y al servicio de todos. Y eso es responsabilidad y trabajo de todos los que estamos aquí». Respecto a este 50 aniversarios, Narváez confiesa sentirse orgulloso, «pues la Facultad de Medicina fue la semilla de la que partió la Universidad de Málaga. Es un honor».