Antes de la Covid-19, el país ya vivió una profunda recesión, en este caso de carácter económico, en 2008. La burbuja inmobiliaria estalló e impactó de lleno en el mercado laboral, también para los que aún no habían metido cabeza.

Esta situación generó una "fuga de cerebros" a nivel nacional que también sufrió Málaga, y que supuso el exilio del talento autóctono hacia países con más posibilidades para encontrar un empleo, en la mayoría de los casos, el primero. Esos emigrantes fueron principalmente universitarios recién graduados.

Pasados 14 años de aquella emigración, el Ayuntamiento de Málaga quiere recuperar a aquellos profesionales que tuvieron que irse pero que ahora se están planteando retornar y buscar un puesto acorde en su ciudad, ahora que cuentan con una cimentada experiencia laboral.

Para ello, en mayo comenzó la primera edición de "Volvemos a Málaga", un programa piloto desarrollado por la plataforma "Volvemos.org", que desde 2016 trabaja a nivel nacional con emigrantes españoles que están planteando su vuelta a casa tras una larga temporada viviendo en el extranjero.

Las concejalas de Promoción de la Ciudad y de Migración, Rosa Sánchez y Mar Torres, junto al director de Volvemos a Málaga. L.O.

"Muchas tienen una experiencia laboral muy relevante en el extranjero, desconocen el mercado español, es uno de los miedos que tienen", explica Diego Ruiz del Árbol, director de la plataforma. "Muchas tienen familia con lo cual la vuelta no es tan fácil como lo fue la ida".

El programa arrancó con 30 plazas que quedaron cubiertas en un mes, para las que se ofreció, con la colaboración de Promálaga, asesoramiento laboral en Málaga así como administrativa, para explicar los trámites y la documentación requerida para retornar a Málaga. Según explica Ruiz del Árbol, de las personas atendidas durante este verano, nueve ya están en Málaga y cinco tienen fecha de vuelta a casa.

Entre mayo y octubre ‘Volvemos a Málaga’ ha formado una comunidad de 291 personas que residen principalmente en Reino Unido, Alemania y Francia de diferentes sectores profesionales entre los que destacan ingeniería, sanidad, psicología, trabajo social y educación.

Debido a la gran acogida del programa, tanto la propia plataforma como el Ayuntamiento de Málaga ya hablan de lanzar una segunda edición "para poder atender a más personas interesadas en regresar y establecerse en la ciudad".