La asociación Smartmobility, que aglutina a las empresas operadoras de patinetes y bicicletas de alquiler, rechazan el modelo de concesión única que defiende el Área de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga.

Este colectivo, del que forman parte las empresas Acciona Mobility, BIRD, Bolt, Cabify, Cooltra, Donkey Republic, Lime y Yego, entiende que hay que «definir el marco jurídico» para la prestación de este servicio, aunque discrepan en en el sistema escogido en la capital malagueña, por el que se pasará de seis empresas operadoras en la actualidad a una sola concesionaria.

«Tal y como ha señalado la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), la opción elegida de limitar a un único operador la prestación del servicio y la gestión de los estacionamientos puede tener un impacto negativo en la competencia.», opina César Tello, portavoz de Smart Mobility y director general de Adigital, que reconoce que algunos de las compañías asociadas están participando en el concurso para la concesión del único en Málaga.

Tello hace referencia a la advertencia que lanzó la CNMC a principios de octubre sobre la concesión planteada en Málaga para el alquiler de los dispositivos de micromovilidad individual.

Esta institución entendía que la sustitución del sistema de licencias por una concesión única, lo que supondrá que solo habrá una concesionaria operando en la ciudad, implica un «límite al acceso a la actividad económica» por lo que requirió al Ayuntamiento de Málaga que paralizara o anulara su tramitación.

La asociación Smartmobility se muestra partidiaria de limitar el número de licencias o autorizaciones en la ciudad ya que «una fragmentación excesiva puede hacer que el servicio se vuelva inviable», y estiman que el servicio debería distribuirse entre tres o cuatro operadoras. «Pero no recomendaríamos limitarlo a una sola empresa», añade el portavoz de Smartmobility. «Abogamos por un concurso plural que respete el principio de libre competencia».

Asimismo, opina César Tello que «cualquier decisión de este calibre debe estar consensuada con los agentes implicados, en este caso, las operadoras que quieran funcionar en la ciudad de Málaga».

Málaga seguirá adelante

Pese al aviso de la CNMC, el concejal de Movilidad, José del Río, ya anunció que su área seguirá adelante con la tramitación de la concesión demanial para la gestión del servicio de patinetes en la ciudad.

Es la decisión del Ayuntamiento de Málaga, que considera que «no hay nada» que, por ahora, impida continuar con el proceso. Del Río señaló también que la CNMC se pronunció a petición de un operador y que aún no está claro que se vaya a abrir un proceso contencioso-administrativo.

Con todo, las licencias actuales que regulan el servicio en la ciudad expiran el 31 de diciembre de este año. Para evitar comenzar el año sin servicio, se harán autorizaciones a las empresas mejor posicionadas, aunque aún no se ha determinado cuántas serán.

El Ayuntamiento de Málaga planteó este cambio en el sistema regulador del servicio de patinetes ante la elevada oferta de patinetes y bicicletas que operan en la ciudad, en torno a unos 1.800.

El objetivo es evitar las acumulaciones de patinetes de diferentes empresas y ceder el uso a una sola empresa durante tres años prorrogables, sin que esto impida la presentación de varias empresas, por ejemplo, unidas en una UTE.

Tal y como está planteado, la concesionaria gestionará 50 estacionamientos de vehículos de movilidad personal (VMP) y bicicletas de pedaleo asistido -el doble que el actual- que se podrán ampliar a lo largo de los 11 distritos de la ciudad. Estarán ubicados próximos a paradas de metro y autobús para fomentar la intermodalidad con el transporte público.

Por otro lado, se fija un precio por metro cuadrado del suelo público ocupado por estos vehículos que, de inicio será de 14,13 euros, aunque el Consistorio espera que aumente cuando este servicio salga a concurso público y que prevé bonificaciones de hasta el 50% para los malagueños.