El Ayuntamiento de Málaga ha dedicado una placa a la escritora y poeta malagueña María Victoria Atencia, que este lunes cumplió 91 años. El alcalde, Francisco de la Torre, junto a la concejala de Cultura, Noelia Losada, y la propia escritora, ha descubierto la mañana de este martes la placa. Está situada en el número 1 de la céntrica calle Ángel, donde nació el 28 de noviembre de 1931.

María Victoria Atencia es una destacada representante de la generación de los años 50. Fue Premio Nacional de la Crítica en 1998 y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía la galardonó con el Premio Luis de Góngora a las Letras andaluzas en el año 2000. También, recibe el Premio Real Academia Española de Creación Literaria 2012 por ‘El Umbral’. El 28 de noviembre de 2014 recoge en el Palacio Real de Madrid el XXIII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, concedido conjuntamente Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca. Es la primera poeta española en obtener este galardón. Ha sido distinguida con la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes en 2015, según el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros del 29 de diciembre, esta medalla la reciben personas "que hubieran destacado de modo eminente en el campo de la creación artística, prestando servicios señalados o fomentando notoriamente la enseñanza, el desarrollo y difusión del arte o la conservación del patrimonio artístico nacional". Ha sido nombrada vocal del Patronato del Instituto Cervantes el 5 de octubre de 2018.

María Victoria Atencia está considerada maestra del verso alejandrino y desde muy joven estuvo ligada al grupo “Caracola”. En su haber hay obras como ‘Tierra mojada’ (1953), ‘Cañada de los ingleses’ (1961), ‘Los sueños’ (1976), ‘La pared contigua’ (1989), ‘Las contemplaciones’ (1997) con la que ganó el Premio Nacional de la Crítica y ‘El hueco’ (2003), donde resuenan ecos de sus viajes y lecturas.

Casada con Rafael de León, su guía y editor y madre de 4 hijos. Académica Numeraria de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga; académica correspondiente de las Reales Academias de Cádiz, Córdoba, Sevilla y San Fernando; consejera del Centro Andaluz de las Letras, de la Junta de Andalucía; de la Fundación de la Generación del 27 (Málaga), de la Fundación María Zambrano Vélez Málaga) y Honorary Associated de The Hispanic Society of America de Nueva York. Traductora de italiano.

Su obra ha sido, a su vez traducida, al menos, al francés, portugués, gallego, inglés, italiano, lituano, checo, búlgaro, rumano, polaco, sueco, árabe, hebreo, flamenco y latín. El Ayuntamiento de Málaga editó en su prestigiosa colección ‘Ciudad del Paraíso’ la antología titulada ‘La Señal’.

Fue la primera mujer malagueña que obtuvo en su día el título de piloto de aviación en el año 1971. Fue pregonera de la Feria y de la Semana Santa malagueñas. Nombrada hija Predilecta de Andalucía el 28 de febrero de 2005, por “su depurada elegancia verbal y capacidad de síntesis”. El 26 de abril de ese mismo año la Diputación Provincial le entregó la Medalla de Oro de la provincia, durante la celebración del “Día del Provincia”. Una avenida en Málaga llevan su nombre y ya en enero de 2000 se había dado el nombre de María Victoria a un Instituto de Enseñanza Secundaria también de su ciudad natal

María Victoria Atencia tras descubrir la placa con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la concejala de Cultura, Noelia Losada. Javier Ramírez

Programa Málaga hace historia

La primera placa del Plan ‘Málaga hace historia’ se colocó el 26 de marzo de 2021 en Villa Maya en honor del cónsul mexicano Porfirio Smerdou, quien diera cobijo a decenas de refugiados de ambos bandos durante la Guerra Civil.

La segunda fue dedicada al edificio de del Colegio de Prácticas Número 1, en la plaza de la Constitución, que ha tenido un uso continuado educativo desde que, en el siglo XVII.

Posteriormente se colocó una placa en el edificio del Colegio San Estanislao de Kostka de los jesuitas en El Palo en recuerdo a la etapa de estudiante en Málaga del filósofo y ensayista José Ortega y Gasset.

Coincidiendo con el 20 aniversario de la muerte de Rafael Pérez Estrada, el Ayuntamiento de Málaga colocó una placa en el restaurante Bilmore, en La Malagueta, donde se recuerda la tertulia literaria en la que el escritor y abogado malagueño ejercía de anfitrión.

“El Nobel de Literatura Ernest Hemingway (1899-1961) se alojó en La Cónsula, propiedad de la familia Davis, en 1959 para escribir ‘El Verano Peligroso’, que narra el duelo taurino entre Ordoñez y Dominguín. Aquí celebró, con una fastuosa fiesta, su 60 cumpleaños”. Este es el texto de la cuarta placa instalada en la entrada de la finca de Churriana.

La siguiente placa se encuentra en la fachada de la calle Cortina del Muelle 5, edificio que fue residencia de la familia Orueta, una de las sagas familiares más importantes en la historia de la ciencia de España, como fundadores de la Geología moderna. Los Orueta, además, son un ejemplo de la Málaga cosmopolita y emprendedora del siglo XIX y principios del XX. Crearon también la Asociación para la Enseñanza de la Mujer. Los tres miembros de esta familia a los que se homenajea en la placa son Domingo de Orueta y Aguirre, Domingo de Orueta Duarte y Ricardo de Orueta Duarte.

La siguiente placa fue la dedicada a Gregorio Sánchez, Chiquito de la Calzada (1932-2017), icono del humor español. Se encuentra situada en el restaurante Chinitas, donde acudía a comer casi a diario con sus amigos.

Tras la de Chiquito fue la de Luis de Unzaga por su huella en el nacimiento de los Estados Unidos de América. Se encuentra ubicada en la Alameda Principal, 12, esquina con Puerta del Mar, un edificio construido por Unzaga y donde falleció.

La siguiente fue la de homenaje al militar de la marina Ruy López de Villalobos nacido en Málaga en 1500 y fallecido en las Islas Filipinas en 1546.

La que le siguió fue la dedicada a la memoria de la bailarina Anita Delgado, que alcanzó su máxima relevancia al ser majaraní de Kapurthala, la primera princesa española de la India.

Tras ella se colocó la que homenajeaba a la diputada republicana Victoria Kent, una de las abogadas pioneras en España y la primera en intervenir en un tribunal militar.

Posteriormente, se dedicó una placa al escultor Jaime Fernández Pimentel, autor de tres de las esculturas más icónicas de la ciudad: el Biznaguero, el Cenachero y el burrito Platero en el Parque.

Después vino la dedicada al italiano Félix Solesio (1739-1806), quien por encargo de José de Gálvez, ministro de Indias, se hizo con la exportación de barajas de naipes para la América española.

La escritora y jurista Mercedes Formica también tiene su placa ubicada en el antiguo hotel Casa del Monte. Allí Formica pasó temporadas y escribió su novela ‘Monte de Sancha’, un volumen clave para entender los primeros meses de la Guerra Civil en Málaga.

También hay una placa dedicada al Real Club Mediterráneo, el club náutico más antiguo de España, fundado en 187. Su intensa actividad en el fomento del deporte ha propiciado varios deportistas olímpicos. La placa se encuentra en la fachada de su edificio.

La anterior placa a la que hoy se ha descubierto al abogado y también poeta, Premio Nacional de Literatura Alfonso Canales. Está situada en calle Martínez Campos, donde el escritor vivió durante muchos años.