Este jueves 8 de diciembre vuelve a Málaga el Rastrillo de Nuevo Futuro. Estos dos últimos años se tuvieron que celebrar dos ediciones limitadas a causa de la pandemia, en las que se trasladó la tómbola al Muelle Uno. Sin embargo, el rastrillo vuelve tras estos dos últimos años al Palacio de Ferias y Congresos desde el jueves y hasta el domingo 11 de diciembre.

Esta nueva edición del rastrillo además coincidirá con una importante fecha, ya que Nuevo Futuro cumple su 50 aniversario en la ciudad de Málaga. Como gran novedad del evento, la presidenta de Nuevo Futuro Ángela Fontana comentó: “Vamos a hacer un almuerzo conmemorativo en la Sala Polivalente del Palacio de Ferias y Congresos, con la presencia del alcalde y otras personalidades de Málaga”. 

Este evento organizado en el pabellón número 2 del Palacio de Ferias y Congresos ofrecerá por un precio de entrada de 2 euros, cerca de 40 puestos en los que disfrutar de la gastronomía tradicional, distintos espectáculos y un sinfín de prendas y artículos para poder comprar. Los casi 300 voluntarios de la asociación trabajan durante todo el año para que este rastrillo sea posible. 

Programación

La programación comienza el jueves 8 de diciembre a las 11.30 horas, con una misa rociera en el tablao, para agradecer el trabajo de todos los voluntarios durante los 50 años que lleva operativo Nuevo Futuro. También estará el Coro de la Malagueta y se bendecirán las instalaciones. Posteriormente tendrá lugar la gran novedad del evento. En la Sala Polivalente del Palacio de Ferias y Congresos se celebrará el almuerzo conmemorativo del 50 aniversario de esta asociación. La comida correrá a cargo de la Taberna del Alabardero.

El 9 de diciembre habrá un almuerzo en torno al tablao, junto con la actuación de Hoffman, que ofrecerá un repertorio de las canciones más conocidas de los años 70, 80 y 90. Esta actuación es ya un clásico de los últimos años del rastrillo.

El sábado 10 de diciembre se podrán disfrutar de las actuaciones de la Cuarentuna de Marbella y la Agrupación de El Cortijo de la Duquesa. El domingo 11 de diciembre, último día de este evento, actuarán diferentes grupos pop y de flamenco de la ciudad. El tablao permitirá no solo disfrutar de las actuaciones de numerosos artistas, sino que proporcionará un amplio menú de platos representativos de la gastronomía andaluza

Las actuaciones no son el punto más importante de este rastrillo, ya que no hay que olvidar los numerosos puestos que durante cuatro días llenarán este pabellón. La gran novedad concerniente a los puestos es que cada año cambian los productos que ofrecen, por lo que no hay un rastrillo igual que otro. Los casi 300 voluntarios de Nuevo Futuro trabajan durante todo el año para preparar los stands y los artículos que se venderán en ellos.

Puestos como la Lozana Portuguesa dispondrán de un emplazamiento especial en esta edición. El puesto traerá este año diferentes productos de alegres colores, como: fuentes, platos, vajillas, fuentes de horno, todo un surtido de loza portuguesa. En El Desván se podrán encontrar un surtido de productos de segunda mano. Todos estos productos proceden de las donaciones que Nuevo Futuro ha ido recibiendo a lo largo del año, por lo que el repertorio será muy variado. 

La Tómbola es uno de los stands más emblemáticos de este evento. El único que se mantuvo durante la pandemia y que fue trasladado al Muelle Uno. Los 8.000 premios que ofrecen han sido recopilados a lo largo del año por los voluntarios. Por 1 euro se puede participar y optar a premios como una gran cesta de Navidad, canastillas de muñecos equipadas y confeccionadas por antiguas alumnas del Colegio de la Asunción, entre otros. 

El Cuchitril es otro de los puestos históricos del Rastrillo. Este puesto ofrecerá medias, camisas, calcetines, stocks de marca y buenas firmas, edredones, delantales, manteles. También está Cuchitril Bebé, donde las voluntarias confeccionan prendas para bebés difíciles de encontrar en las tiendas. 

El puesto Paris Gilton estará especializado en la moda en confección de señora, con chaquetas, trajes de punto, pañuelos, medias, camisas, faldas, leggins, zapatos y botas. 

Para los más golosos, el puesto de La Despensa de mi Abuela y El Café es ideal. Con bizcochos, trufas, tartas de todos los tipos, mermeladas y un gran número de dulces caseros y realizados por reposteras expertas y tradicionales. 

El puesto El Popurri, como su nombre indica, tiene un poco de todo. Se pueden encontrar productos varios como muebles, artículos de regalo para el hogar y numerosos detalles y adornos perfectos para estas fechas. 

Nuevo Futuro

Esta asociación tiene como fin principal proporcionar hogar a aquellos niños que se encuentran desprotegidos, para así poder ofrecerles una infancia digna. Esta organización no gubernamental surgió en 1968. Su labor en Andalucía comenzó en 1972, tras la apertura de su primer hogar en la provincia de Málaga. A día de hoy cuenta con 6 hogares únicamente en la provincia de Málaga, con entre siete y ochos niños en cada uno. Los hogares de Nuevo Futuro atienden de forma integral a 47 niños tutelados por la Junta de Andalucía.