La plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga ha organizado este miércoles una nueva plantación en los terrenos de la antigua Repsol. De esta manera, este movimiento cívico busca reivindicar la creación de una zona verde de 177.000 metros cuadrados entre los distritos de Cruz de Humilladero y Carretera de Cádiz.

El centenar de personas voluntarias que han acudido a la jornada plantaron 30 árboles, que se unen a los más de 200 que ya integran un incipiente bosque urbano de gestión íntegramente vecinal. En concreto, 20 encinas y 8 pinos semiadultos y 2 algarrobos jóvenes han incrementado la superficie arbórea en un espacio que pretende convertirse en la gran infraestructura verde de Málaga.

Bosque Urbano Málaga propone que el PGOU vigente sea modificado para integrar en los terrenos de la antigua Repsol una infraestructura verde de 177.000 metros cuadrados, que palie las grandes carencias ambientales que sufren los populosos barrios de Cruz de Humilladero y Carretera de Cádiz. Ambos distritos sufren elevados índices de densidad de población y compacidad urbana, con ratios de zonas verdes que apenas superan los 2 metros cuadrados por habitante en muchos de sus puntos. Cabe recordar que, para proteger la salud y la calidad de vida de la ciudadanía, la Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo de entre 10 y 15 metros cuadrados de áreas verdes por habitante. Hasta el momento, la plataforma ciudadana, creada en enero de 2016, ya ha plantado más de 200 árboles y arbustos mediterráneos en los citados terrenos, con el objetivo de transformarlos en un entorno de esparcimiento «verde y saludable».

Plantación de árboles de la Plataforma Bosque Urbano en Málaga este miércoles, 28 de diciembre de 2022.

La portavoz de IU Ramos Ramos participa en las jornadas

A la jornada de trabajo voluntario ha asistido la coordinadora local de Izquierda Unida Málaga, concejala en el Ayuntamiento de Málaga y candidata a la Alcaldía, Remedios Ramos, para "respaldar una vez más la iniciativa ciudadana para la plantación de un gran bosque urbano en los antiguos terrenos de los depósitos de Repsol". "Frente --ha continuado-- a los planes especulativos que promueve el alcalde, Francisco de la Torre, para que fondos de inversión extranjeros construyan en ellos rascacielos y grandes superficies comerciales".

Ramos se muestra convencida de que "más pronto que tarde habrá un bosque urbano en Málaga" y ha lamentado que "De la Torre, lejos de hacer lo que tiene que hacer un buen alcalde, que es velar por una ciudad sostenible, habitable y escuchar a la ciudadanía que lleva muchos años reclamando un gran bosque urbano en los antiguos terrenos de Repsol, rechace la iniciativa e, incluso, quiera darle la puntilla a la plataforma forzándole a pagar una costas desproporcionadas por el recurso interpuesto ante la venta de los terrenos".