El Sindicato Médico Andaluz y el Servicio Andaluz de Salud han alcanzado un acuerdo para limitar las agendas en Atención Primaria. Tras varias reuniones de trabajo entre ambos organismos, finalmente se ha logrado un consenso que evitará la huelga convocada para el próximo viernes 27. Así, el número de pacientes que atienden los Médicos de Familia no superarán los 35 pacientes, mientra que el de los pediatras se limita a 25 pacientes al día.

Así, el SAS tomará las medidas necesarias para conseguir esta ratio. Para ello, seguirá reorganizando el sistema de atención al paciente urgente o que acude sin cita, para que no suponga un aumento de las agendas o una disminución en el tiempo de atención. De este modo, las urgencias que lleguen a los centros de salud serán atendidas por los facultativos designados para ello en los distintos tramos horarios, según la organización de cada centro, sin incluirse en las agendas ordinarias para no exceder de las 35 citas al día.

En esta misma línea, para evitar que aumenten las demoras, se abrirán jornadas de tarde en concepto de continuidad asistencial, para que los médicos puedan atender a todos los pacientes sin superar el límite fijado. El número de pacientes atendidos por los médicos de familia en cada continuidad asistencial no superará los 25 al día.

Todas estas medidas forman parte del acuerdo alcanzado entre el SAS y el SMA, que deberá ser ratificado por la mesa sectorial en el plazo de un mes. "Este acuerdo supone un importante avance en la mejora de las condiciones laborales de los facultativos de Atención Primaria en Andalucía, a la vez que mejorará la asistencia prestada a los pacientes, ya que podrán ser atendidos con más tiempo", defiende el Sindicato Médico Andaluz.

En este sentido, el SMA confiesa que "nos alegramos de que hayan sido consideradas nuestras reivindicaciones y esperamos que la implementación de medidas como estas supongan un avance significativo en la atención al paciente".

Desconvocada la huelga para el viernes 27

La consecución de este acuerdo, traslada el Sindicato Médico Andaluz, "nos lleva a desconvocar la huelga prevista para el 27 de enero. No obstante, estaremos monitorizando los avances y continuaremos manteniendo las reuniones necesarias que nos permitan testar la correcta puesta en marcha y desarrollo de estas medidas".

Así, el SMA asegura que "nuestro sindicato continuará negociando y reivindicando ante la administración todas aquellas cuestiones que aún quedan pendientes y que consideramos necesarias para la mejora de las condiciones laborales y retributivas de los facultativos andaluces".