Educación

La Filosofía gana peso con una asignatura para aprender a argumentar

La Asociación Andaluza de Filosofía ha asesorado a la Consejería en el diseño de ‘Filosofía y argumentación’, en la que los alumnos de 3º de la ESO estudiarán Lógica aplicada para crear argumentos y analizar y resolver dilemas morales.

Andalucía estrenará en septiembre la nueva optativa ‘Filosofía y argumentación’

El filósofo Rafael Guardiola, junto a la estatua de Ibn Gabirol

El filósofo Rafael Guardiola, junto a la estatua de Ibn Gabirol / La Opinión

Los alumnos andaluces podrán estudiar el próximo curso una nueva asignatura optativa pionera en toda España, ‘Filosofía y argumentación’. Una materia que se impartirá durante dos horas semanales en 3º de la ESO y con la que aprenderán a elaborar una disertación filosófica y a analizar y resolver dilemas morales, entre otras cuestiones fundamentales para la vida.

La Asociación Andaluza de Filosofía y su presidente, el profesor Rafael Guardiola, han ejercido de asesores de la Consejería de Desarrollo Educativo para el diseño de esta asignatura.

Su reivindicación durante la tramitación de la Lomloe ha sido que hubiera un «ciclo completo y continuo de formación filosófica en el currículo de la ESO y el Bachillerato», objetivo que está más cerca con la introducción de esta materia.

En el curso 2023-2024, el alumnado andaluz podrá acercarse a la Filosofía gracias a las materias obligatorias de ‘Educación Cívica y Ética’ en 2º de ESO, así como ‘Filosofía’ e ‘Historia de la Filosofía’ en primero y segundo de Bachillerato, respectivamente. Además, completan la oferta filosófica específica, las optativas ‘Filosofía y argumentación’ (3º de ESO) y ‘Filosofía’ (4º).

No ha sido fácil llegar hasta aquí. La Filosofía se ha sentido maltratada en reiterados momentos de la educación en nuestro país y los cambios de criterio siguen sucediéndose.

Rafael Guardiola, que ha pasado gran parte de su carrera docente en el malagueño IES Jacaranda, repite la idea que ha intentado transmitir durante años a los diferentes cargos políticos educativos: «Es curioso que nadie discuta que las Matemáticas estén en el sistema educativo desde los primeros años y en cambio no lo esté la Lógica, que para Aristóteles era la madre de las Matemáticas y el fundamento para cualquier ciencia».

Aunque la palabra ‘lógica’ no aparece en el nombre de la nueva asignatura -«para no asustar a muchos profesores y a alumnos»-, esta materia se centro en la llamada ‘lógica informal’. Una lógica aplicada que busca enseñar a los alumnos a crear argumentos, «con el objetivo de probar o contradecir una tesis, una afirmación establecida, logrando con ello convencer al interlocutor al que apelamos, de la verdad o la falsedad de dicha tesis».

«El objetivo principal es conocer los modos racionales de argumentación y aplicarlos», detalla este profesor recién jubilado tras más de 36 años de carrera.

Para comprender la importancia de la Lógica, Guardiola reitera que es la ‘madre’ de las Matemáticas pero también de la Informática y añade que el concepto de Inteligencia Artificial fue obra de un grupo de lógicos norteamericanos.

«Es importante que esto se sepa. La Filosofía, muchas veces al asociarse a la Teología, en gran medida daba la impresión de ser un saber muerto. Pero parte de los que nos dedicamos a la Filosofía somos lógicos, nos dedicamos a la filosofía de la ciencia y nuestra manera de ver el mundo es muy diferente a esa manera ancestral», defiende.

Esta asignatura, cuyos contenidos se han adaptado a la edad de los alumnos, les permitirá adquirir destrezas en el ámbito de la argumentación, estando así «en plena sintonía con el aprendizaje por competencias» que defiende la nueva ley educativa.

«Se trata de ofrecer competencias para pensar correctamente. La Lógica es una de las bases fundamentales para llegar a acuerdos, para poder dialogar», apunta el presidente de la Asociación Andaluza de Filosofía.

Respeto a la parte práctica de la asignatura, el profesor subraya la importancia de enseñar a los alumnos a establecer lo que es un dilema moral y comprenderlo. «Sería muy importante porque la gente se pelea mucho, en exceso y cada vez más», expresa.

Un referente para el diseño de esta asignatura ha sido la Olimpiada Filosófica de Andalucía y de España, que se realiza desde hace 11 años y que coordina este docente.

«Es la Filosofía puesta en acción, escuchar a las chicas y chicos cómo razonan con una solvencia muy superior a la de profesionales de la Filosofía y mucho más que la de los políticos u otra gente que expresa sus opiniones», explica.

Aunque Rafael Guardiola felicita a la Administración educativa andaluza por la creación de la asignatura ‘Filosofía y argumentación’, reclama más peso aún de estos contenidos en el currículum y desde edades más tempranas.

Así, la Asociación Andaluza de Filosofía defiende que se imparta algún tema desde Primaria, para lo que ya hay programas puestos en marcha por iniciativa propia de algunos docentes.

«Y sería importante también que no se descuidara en la FP. Hacer una FP de calidad en el terreno profesional pero no por ello descuidar la formación humanística», reivindica el profesor y filósofo.

Para que avances como la incorporación de esta asignatura al currículo se mantengan, sería necesario, afirma, un pacto nacional por la Educación: «Que no haya cambio de leyes educativas cada vez que hay un cambio de gobierno. Me parece vergonzoso y lamentable».

En este sentido, Guardiola anima a despolitizar tanto la Filosofía como la Educación: «No hay que asociar filosofía con ideología y capacidad de manipulación. Hay que quitar ese prejuicio de que la filosofía es ideología y, además, perversa que lo que quiere es manipular y que está al servicio del poder político».

Y añade que esta nueva asignatura es un ejemplo de ello «porque lo que intenta en enseñar a razonar bien y detectar a los demagogos».

Otros aspectos destacables que aporta el estudio de la Filosofía son, según este profesional, la búsqueda de la objetividad y de la universalidad frente a los particularismos; el carácter crítico y también la creatividad y la capacidad de rebeldía.

«La rebeldía tiene que ver con la capacidad de disentir, un concepto que desarrolló un filósofo malagueño de Coín, Javier Muguerza. Hay que saber disentir racionalmente», concluye.

[object Object]

El profesor y filósofo Rafael Guardiola recomienda una serie de libros para alumnos de ESO y Bachillerato como ‘Filosofía en la calle’, de Eduardo Infante, «una lectura en sintonía con la enseñanza de la filosofía adaptada a los tiempos de hoy». Del filósofo cordobés José Carlos Ruiz cita ‘El arte de pensar’, ‘Filosofía ante el desánimo’ e ‘Incompletos’. Además, recomienda los títulos ‘Practicar la filosofía’ y ‘Filosofar es cosa de niños’, de Antonio Sánchez Millán. Por último, no puede faltar en la lista ‘Filósofas de las que nadie me habló’ de Carmen Sánchez Gijón.