Urbanismo

La venta de suelo en Distrito Zeta roza ya casi el 100% de las parcelas

La UMA colaborará en el diseño de zonas verdes, refugios climáticos y otras medidas de adaptación

Construcción de la nueva barriada Distrito Zeta.

Construcción de la nueva barriada Distrito Zeta. / Álex Zea

Ana I. Montañez

Ana I. Montañez

Casi tres años después del anuncio de Distrito Zeta, un barrio inspirado en las demandas e intereses de los nacidos entre los 90 y los 2000, la actividad en el sector de Sánchez Blanca no para.

Se trata de una parcela de 66 hectáreas, en los límites del distrito de Cruz de Humilladero, a la que se llega por la avenida Ortega y Gasset, donde la maquinaria pesada se afana por ir abriendo el camino a este futuro barrio, que contará con 3.450 viviendas, de las que el 30% son VPO, así como 120.000 metros cuadrados de equipamiento -incluyendo colegios e instalaciones deportivas y sociales- además de 70.000 metros cuadrados de zonas verdes

Según explica Víctor Troyano, el director de Conceptualización de Urbania -la promotora que impulsa el proyecto-, casi el 100% de las parcelas están ya vendidas. Así, cuentan con suelo en Distrito Zeta el propio Ayuntamiento de Málaga, la Sareb - a través de su promotora Árqura Homes- Vimpyca y numerosas promotoras como Aedas Homes, Hábitat, AQ Acentor, Lagoom Living, Terra Green Living, Metrovacesa o Momentum, además de dos gestoras de cooperativas que han sido las últimas en incorporarse.

En cuanto a las obras de urbanización, los trabajos van ya al 35% de ejecución, como los movimientos de tierra prácticamente finalizados y la canalización de las aguas pluviales y fecales. También se han acometido ya los desvíos de las redes de alta tensión e hidráulicas, aunque aún queda el desmontaje de algunas torretas de alta tensión en el sector. Asimismo, en las zonas más avanzadas ya se están empezando a colocar los bordillos y la zahorra, un material granulado empleado en la construcción de carreteras y caminos.

Visita al Distrito Zeta de Málaga. Diciembre de 2023.

Los terrenos donde se está construyendo el nuevo barrio. / Álex Zea

Acuerdo con la UMA

La Universidad de Málaga (UMA), a través de la Cátedra de Mitigación del Cambio Climático, va a colaborar en el diseño de las zonas verdes del barrio, así como en la estrategia para convertirlo en un entorno sostenible y adaptado a la crisis climática.

Ayer, el director de la cátedra, Enrique Salvo Tierra, y el presidente de la junta de compensación del Sector Sánchez Blanca del PGOU, Alfonso Haro, firmaron un acuerdo para cerrar los detalles de este trabajo conjunto. Un acto organizado en el barrio piloto de Distrito Zeta, y al que también asistió la concejala del distrito de Cruz de Humilladero, Teresa Porras.

Entre las aportaciones de la Universidad de Málaga, se incluirá la caracterización climática del sector, el diseño de infraestructura verde urbana y soluciones basadas en la sostenibilidad, la instalación de refugios climáticos -espacios pensados para protegerse de las olas de calor- o la creación de una red de huertos urbanos.

Tanto Salvo como Haro calificaron el acuerdo como de «pionero», del que esperan que se «exporten soluciones» de adaptación al cambio climático, de manera que sirva de precedente para el diseño de nuevas urbanizaciones.

Visita al Distrito Zeta de Málaga. Diciembre de 2023.

La UMA diseñará las zonas verdes del Distrito Zeta. / Álex Zea

«Vamos a ensayar soluciones basadas en la naturaleza, infraestructura verde, nuevos modelos de jardinería... nuevos modelos de lo que necesita en estos momentos Málaga», expuso Enrique Salvo Tierra. «Que se pueda ver que, a pesar de lo mal que lo estamos pasando con la crisis climática, Málaga tiene capacidad de resiliencia».

«Confiamos en que esto sea el primer paso, que todas las urbanizaciones nos sigan con esto. Tiene que ser el principio de una tendencia que tiene que imperar en todas las obras de infraestructura y nuevas urbanizaciones que se vayan haciendo», añadió Alfonso Haro.