El Málaga CF necesita un delantero y otro defensa, pero le sigue faltando un portero profesional para completar la posición bajo palos. Si bien es cierto que José Alberto López en su presentación ya advirtió que con él habría un único guardameta fijo para el grueso de la temporada, el equipo necesita un compañero para Dani Barrio y el filial Gonzalo cuando la carga de partidos requiera un cambio. La cosa va de «Danis» asturianos porque además de Barrio, Dani Martín está en el radar blanquiazul, según ha podido saber La Opinión el Málaga.

La posible incorporación de Martín a la disciplina malacitana es una petición del nuevo míster. José Alberto López conoce bien a este guardameta, ya que coincidió con él en el Sporting B. La buena labor desarrollada en el filial le llevó hasta la primera plantilla del club de Gijón, allí llegó a debutar en Segunda y en Copa del Rey. Pero su gran salto llegó en la temporada 2019/20 cuando el Real Betis llegó a pagar cinco millones de euros por él, convirtiéndole en el portero más caro de la historia del club. Con el equipo verdiblanco también ha conseguido tener minutos: 740 entre dos partidos coperos y seis en la máxima categoría del fútbol español.  

No obstante, todo apunta a que Manuel Pellegrini, ex técnico malaguista ahora en el conjunto verdiblanco, no cuenta con él para el curso que viene. Aunque tiene contrato en la ciudad hispalense hasta junio de 2024, la dirección deportiva encabezada por Manolo Gaspar ya trabaja en incorporar al joven de 23 años mediante una cesión. El dirigente paleño ya avisó en la rueda de prensa de presentación de Paulino que esta misma semana podría anunciar una nueva incorporación al conjunto de Martiricos, aunque además de Dani Martín en La Cueva tienen otros frentes abiertos. 

Algunos de estos nombres pueden ser el de Juan Berrocal, un jugador que suscita un enorme interés en Martiricos, pero cada vez más lejos por el interés de clubes de Primera División o con mayor poder adquisitivo. En esa misma posición, de d defensa, también se barajan las opciones -mucho más factibles- Ibiza y Chumi. Por otra parte, el Málaga sigue de cerca los posibles descartes que hagan clubes de la máxima categoría o con mayor presupuesto que los boquerones cuando se acerque la nueva campaña a mediados de agosto. Y aunque no es la idea principal, tampoco hay que descartar alguna que otra salida, deseando que no sea muy sensible, de última hora y con poco margen de maniobra como ya sucediera el curso pasado con la marcha de Tete Morente al Elche.

La línea a seguir continua siendo la misma desde que comenzase la ventaja de fichajes: el Málaga CF necesita apuntalar la fase defensiva y un jugador más de ataque para que el equipo recupere el olfato de gol. ¿Será Nordin Amrabat el refuerzo?  El único delantero centro puro con el que puede contar el míster asturiano a día de hoy es Pablo Chavarría, aunque h ay que tener en cuenta que aún está saliendo de la grave lesión de rodilla que sufrió hace unos cuatro meses y que le obligó a pasar por quirófano.Paulino, novedad de este verano, colaborará en las  tareas ofensivas desde el mediocentro y en los extremos están Jairo Samperio, el canterano Larrubia e Hicham, este último con luces y sombras después de haber tenido una temporada prácticamente en blanco por las lesiones que encadenó en la 2020/21.

Sea como fuere, esta semana se antoja movidita en el club de la capital de la Costa del Sol en cuestiones deportivas y extradeportivas. Si los fichajes son el punto de partida y uno de los grandes alicientes para la afición de cara a un nuevo curso, la revelación de las equipaciones tampoco se queda atrás en emoción y expectación. Otra seña de que las cosas marchan a muy buen ritmo en Martiricos es que esta semana también se conocerá la segunda piel que lucirán los jugadores malaguistas para la temporada viene.