La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Números

Málaga CF: Tres entrenadores, como en la temporada 2016-17

Aquella campaña comenzó con Juande Ramos en el banquillo, el ‘Gato’ Romero recogió el testigo durante 10 partidos -los mismos que Natxo- y por último llegó Míchel y salvó al equipo del descenso

Míchel y Torrontegui, en El Molinón en la temporada 2016-17 L. O.

Salvando las distancias, porque el Málaga todavía militaba en Primera, la temporada 2016-17 tuvo muchas similitudes con la actual. Aquel curso el conjunto blanquiazul tuvo hasta tres entrenadores, los mismos que utilizará ahora, para conseguir el objetivo de la permanencia. Juande Ramos inicio la temporada, después estuvo ‘Gato’ Romero al frente del equipo y en el último tramo de competición fue Míchel el que llegó para cambiar la dinámica y evitar bajar a Segunda. Ahora la lista es José Alberto, Natxo y Guede.

En el penúltimo año del Málaga en la máxima categoría, Juande Ramos fue el elegido por Al-Thani para comandar al equipo, tras una gran temporada con Javi Gracia en el banquillo. El segundo periplo de Juande como técnico blanquiazul no estuvo mal del todo, pero tras 16 jornadas y una eliminación copera decidió dimitir. Al contrario que José Alberto, fue el técnico de Ciudad Real el que decidió dejar el cargo de propia voluntad. Cuando se marchó, el Málaga estaba 11º en la tabla con 21 puntos, 9 por encima de los puestos de descenso y no demasiado lejos de la zona de Europa League.

Juande cesó y fue entonces Marcelo ‘Gato’ Romero el que se hizo cargo del equipo. Era su primera experiencia al más alto nivel y no salió nada bien. Estuvo solo 10 partidos al frente del equipo, casualmente, los mismos que ha estado ahora Natxo González. Y los números fueron muy similares. El uruguayo solo consiguió ganar un encuentro, empató dos y perdió siete. 5 puntos de 30 posibles que acercaron al Málaga al abismo. Natxo ha firmado 6 de 30, también con un triunfo pero con 3 empates y seis tropiezos.

El Málaga bajó hasta la 15ª posición, con 24 puntos, aunque todavía con un margen de 7 sobre el descenso. La ventaja era considerable pero la dinámica del equipo invitaba a pensar que de seguir así la amenaza del descenso podría convertirse en realidad. ¿Les suena? Seguro que sí.

El club de Martiricos decidió acabar con el paso de Romero por el banquillo y trajo a Míchel. El madrileño consiguió cambiar la cara a un equipo que hizo un tramo final de temporada notable. Firmó un final de campaña con 22 puntos de 36 posibles para terminar 11º y conseguir la permanencia con holgura. Aquella victoria en la jornada 30 en El Molinón con gol de Sandro -mientras el Unicaja ganaba la Eurocup en Valencia- supuso un impulso que llevó al Málaga a ser uno de los mejores equipo del último tramo de competición, ganando incluso a equipos como el Barcelona.

La entidad de La Rosaleda busca ahora dar el mismo cambio radical de guion que ocurrió en la 2016-17 con el fichaje de Míchel. El encargado en esta ocasión para este cometido es Guede. El equipo blanquiazul se encuentra en una situación muy similar a la que se encontró Míchel hace seis temporadas. La distancia con el descenso es considerable, pero la dinámica no invita al optimismo y se ha decidido reaccionar a tiempo antes de que el problema se vuelva irreversible.

El argentino tendrá ocho partidos para conseguir el claro objetivo de salvar la categoría. Ojalá los paralelismos con la 2016-17 sigan en estos dos meses que faltan para terminar LaLiga.

Compartir el artículo

stats